Escúchenos en línea

Thompson jura como enemigo de los inmigrantes

LaVoz.com. Desde Naples, Florida. | 23 de Octubre de 2007 a las 00:00
El aspirante republicano a la presidencia Fred Thompson dijo el martes que el gobierno debería suspender la entrega de fondos federales a las ciudades y estados que no denuncien a los indocumentados. En lo que fue su primera propuesta importante desde que anunció su candidatura, Thompson buscó distanciarse de sus rivales Rudy Giuliani y Mitt Romney haciendo una fuerte crítica de las "ciudades-santuario", en las que se prohíbe a los empleados municipales denunciar a presuntos indocumentados que inscriben a sus hijos en las escuelas o buscan atención médica en hospitales. "El dinero de los contribuyentes no debe ser para inmigrantes ilegales", afirmó Thompson en una mesa redonda. Thompson ha dicho que sus rivales en las elecciones internas del Partido Republicano son demasiado blandos en relación con los indocumentados. En su época de alcalde de Nueva York, Giuliani demandó al gobierno nacional para impedir que los empleados municipales fuesen obligados a denunciar a indocumentados, mientras que Romney toleró esa política cuando fue gobernador del estado de Massachusetts. Respondiendo a las afirmaciones de Thompson, Giuliani dijo en Boston: "Yo soy el que puede sacar adelante una reforma migratoria". Los indocumentados son un tema de campaña importante para muchos influyentes republicanos conservadores, que piensan que los extranjeros sin papeles constituyen una carga para escuelas y hospitales, y le quitan trabajos a los ciudadanos de Estados Unidos. Thompson decidió fijar su posición sobre los indocumentados en el Condado de Collier, Florida, donde hay grandes haciendas en las que se cultiva tomates, y que contratan miles de inmigrantes. Una redada en Collier y un condado vecino dio lugar al arresto de 163 indocumentados en un fin de semana el año pasado. Thompson dice que el 22% de los delitos cometidos en el condado es obra de indocumentados. En la mesa redonda participó el alguacil del condado, Don Hunter, a quien Thompson dijo: "Ustedes tienen un problema particular porque el gobierno federal, en gran medida, los ha defraudado y no ha cumplido con su parte". "No hace falta aprobar nuevas leyes. Tenemos que hacer cumplir las leyes vigentes. Hay leyes contra la inmigración ilegal, hay leyes contra la asignación de fondos públicos a los ilegales, y esas leyes están siendo ignoradas", sostuvo Thompson. Thompson propone que el gobierno nacional no entregue a las ciudades-santuarios fondos opcionales y que adopte la misma actitud con universidades que permiten a los indocumentados pagar las mismas tarifas que los residentes del estado. También quiere leyes más firmes para garantizar que los empleadores se aseguran de que no contratan indocumentados, un control más riguroso de quienes entran y salen del país, y acciones más efectivas contra los "coyotes" o contrabandistas que facilitan el ingreso de indocumentados. Thompson quiere asimismo una mayor vigilancia de la frontera. "Una pequeña cantidad de material nuclear puede causar mucho daño si cae en las manos equivocadas. Uno se pregunta si un terrorista tiene que arriesgarse a pasar por un aeropuerto o un puerto cuando tiene una frontera abierta", expresó.

Descarga la aplicación

en google play en google play