Escúchenos en línea

Piden a indocumentados no cruzar frontera por incendios en San Diego

Agencia AFP. Desde San Diego. | 25 de Octubre de 2007 a las 00:00
Cientos de inmigrantes indocumentados intentan cruzar la frontera desde México al norte de San Diego en Estados Unidos, convencidos de que las autoridades están distraídas con los incendio los que piden a los inmigrantes que "no crucen porque se queman", según dijeron los portavoces oficiales y humanitarios. Al drama de seis indocumentados mexicanos, que están hospitalizados desde el lunes -uno de ellos grave-, tras ser descubiertos atravesando la frontera cerca de las llamas, se sumó el éxodo masivo del estadio Qualcomm, convertido en refugio, después de que la policía anunció que verificaría las identidades y direcciones de las personas para confirmar si eran realmente evacuados. Según medios locales en español, incluso llegó la policía de inmigración al estadio donde la noche del lunes pernoctaron unas 20.000 personas y este jueves en la mañana, cuando el presidente George W. Bush visitaría la región, quedaban no más de 800. Seis indocumentados que caminaban el lunes por las montañas de Otay Mesa, norte de San Diego, "están hospitalizados, cinco en observación por inhalar humo y quemaduras menores y uno de ellos, de 20 años, en condición grave con quemaduras de segundo grado en todo su cuerpo", dijo a la AFP Alberto Lozano, portavoz del consulado de México en San Diego, 200 km al sur de Los Angeles. Aparte de este grupo, otros seis mexicanos fueron rescatados a salvo por los bomberos y entregados a las autoridades, precisó Lozano. Enrique Morones, fundador de la organización humanitaria Angeles de la Frontera que asiste a los indocumentados en Tijuana y San Diego, extremo sur de California, dijo a la AFP que "cientos de personas han intentado cruzar y les suplicamos que no crucen, porque los incendios queman, es peligroso". La estimación de indocumentados que intentaron cruzar desde el lunes a Estados Unidos era coincidente entre las distintas fuentes: "Hasta 200 personas, todos mexicanos". "Esta es la cifra que además nos entregó la Patrulla Fronteriza de Otay Mesa", un puesto de control estadounidense en el límite entre San Diego y Tijuana, explicó Lozano. "Creemos que esta semana los "polleros" (traficantes de indocumentados) se han aprovechado y han convencido a las personas que pasen caminando por los cañones y montañas del norte de San Diego haciéndoles creer que la Patrulla Fronteriza está distraída con los incendios", comentó Morones. Como coordinador de Angeles de la Frontera ha recibido donaciones de agua, cobija y comida para ayudar a los indocumentados que trabajan en los campos del norte de San Diego, una de las zonas más afectadas por los incendios feroces del sur de California esta semana. "Y ahora además estamos lanzando llamados para que la gente en México no caiga en la trampa de cruzar estos días porque el peligro es muy alto, más de lo normal", pidió el activista. Morones explicó que en la región más golpeada por los incendios hay "sembradíos de tomates donde viven y trabajan unos 1.500 ciudadanos sin papeles a quienes estamos ayudando porque es gente que vive en pésimas condiciones y algunos no han querido evacuar por temor a que los agarren". "Mientras de las mansiones y haciendas han salido los propietarios en autos último modelo escapando de las llamas, hay trabajadores que se han tenido que quedar allí sin muchas opciones para huir", contó el activista humanitario. Esa zona de San Diego es la más golpeada por los incendios que desde el domingo estallaron en diferentes puntos del sur de California, causando tres muertes, 40 heridos, provocando la evacuación de más de medio millón de personas y más de 1.000 millones en daños materiales. México y Estados Unidos comparten una frontera de más de 3.000 km por donde cruzan entre 500.000 y un millón de inmigrantes sin papeles cada año, según organizaciones humanitarias. Uno de los puestos fronterizos más grandes y controlados es el que une la ciudad mexicana de Tijuana con San Diego, hoy epicentro de uno de los peores incendios en su historia.

Descarga la aplicación

en google play en google play