Escúchenos en línea

Instan a Latinoamérica a saber aprovechar flujo de remesas

Agencia AFP. Desde Roma, Italia. | 26 de Octubre de 2007 a las 00:00
Las remesas de los 30 millones de emigrantes latinoamericanos que trabajan en todo el mundo constituyen "una oportunidad preciosa para América Latina", que recibió 68.000 millones de dólares en 2006, dijo el presidente adjunto del FIDA, Kevin Cleaver. El dirigente del Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola, cuya sede central se encuentra en Roma, analizó este viernes en una conferencia de prensa los datos del estudio sobre el tema realizado por la entidad junto con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y presentados oficialmente el pasado 19 de octubre en Washington. "Hay que canalizar esos flujos porque constituyen fuente de dinero importante. Son dineros que parten por primera vez de un pobre hacia otro pobre, no de un gobierno o de una institución. Hay que valorizar un fenómeno tan importante", aseguró. Unos 150 millones de emigrantes en todo el mundo enviaron más de 300.000 millones de dólares a sus países de origen en 2006, y América Latina constituye la segunda región que más dinero recibe por este concepto detrás de Asia (114.000), según el informe. "Nuestras cifras son moderadas", comentó por su parte Pedro de Vasconcelos, coordinador del Programa sobre las Remesas del Fida, quien explicó que ha tenido en cuenta tanto los datos oficiales como aquellos logrados a través de cuestionarios, encuentros con organizaciones no gubernamentales y otras vías. "Las remesas de los migrantes superaron la inversión extranjera directa en los países en desarrollo y el monto de la asistencia oficial mundial para el desarrollo", señaló Cleaver. El fenómeno es particularmente interesante en una América Latina que está adoptando medidas para manejar el asunto, sostienen los investigadores, quienes se han basado en los datos del BID, entidad que analiza las remesas hacia el continente latinoamericano desde el 2000. Después de India con 25.500 millones de dólares, México es el país que ha recibido mayor cantidad con 24.200 millones. Le siguen China (21.000 millones), Filipinas (14.600 millones) y Rusia (13.700 millones). FIDA elaboró también el primer mapa global de flujos de remesas en el mundo, que muestra que más de un tercio de los envíos de dinero de los inmigrantes llegan a zonas rurales con mayores niveles de pobreza que las ciudades. Si bien las remesas se destinan sobre todo a necesidades básicas, como alimentos, ropa, educación y medicinas, entre el 10 y el 20 por ciento se ahorra, se conserva bajo los colchones y en pocas ocasiones terminan en instituciones financieras. "Estamos promoviendo instituciones para la microfinanciación, cooperativas de crédito, bancos para personas con bajos ingresos. El problema es que muchos no confían en las instituciones del propio país para invertir. Nosotros debemos garantizar la fiabilidad de esos canales", comentó Cleaver. Según FIDA, los proyectos de desarrollo en marcha en México para canalizar el flujo de las remesas constituyen un ejemplo para el resto del continente, porque "favorecen las inversiones en el propio país". En México se aplica desde hace algunos años el programa "tres por uno" que consiste en que cada una de las administraciones del país, la federal, la estatal y la local, aporta un dólar por cada dólar que llega del emigrante, lo que favorece la economía nacional, explicó Vasconcelos. Para los expertos, los métodos de transferencia de dinero son ahora muy efectivos y han bajado sus costos debido a la competencia, por lo que las comisiones son menores. "No creo que a través de esos flujos las mafias reciclen dinero sucio", aseguró el experto.

Descarga la aplicación

en google play en google play