Escúchenos en línea

Inmigrantes son decisivos para muchas empresas en EEUU

Washington. Agencias. | 5 de Febrero de 2017 a las 13:28

La indignación generada por el decreto del presidente Donald Trump para limitar la inmigración a Estados Unidos expuso la angustia de los inmigrantes e hizo recordar que los trabajadores cualificados extranjeros son indispensables para muchas empresas.

Numerosos directores de empresas del sector tecnológico, que emplea a miles de ingenieros extranjeros, se opusieron a estas medidas, que podrían afectar a cientos de sus trabajadores.

Trump ya dejó clara hace tiempo su voluntad de instalar una política económica basada en el principio de "Estados Unidos primero", privilegiando a los trabajadores nacionales frente a los demandantes de empleo inmigrantes. Con su llegada a la Casa Blanca, anunció su ambición de crear 25 millones de empleos nuevos en los próximos diez años y más que duplicar la tasa de crecimiento, al 4%.

Varios economistas afirman que sus objetivos económicos serán imposibles de lograr si no se retrasa la edad de la jubilación o se acoge a un gran número de inmigrantes. O ambas cosas.

Trump alega motivos de seguridad nacional y económicos. Así, no solo prometió impedir que las empresas externalicen la mano de obra sino también "imponer como condición absoluta contratar primero a trabajadores estadounidenses".

Pero los economistas consideran que duplicar el crecimiento y crear 25 millones de empleos para 2027 es incompatible con una limitación de la inmigración.

"La única forma de darle sentido a estas propuestas para un economista es aumentar la población", explica a la AFP Jennifer Hunt, execonomista jefa en la Secretaría de Trabajo.

Hunt, que ahora trabaja en la Universidad de Rutgers, también participó en trabajos de la Academia Nacional de Ciencias que llegaron a la conclusión de que, a largo plazo, la inmigración beneficiaría mucho a la economía estadounidense, con "pocos, o incluso ningún efecto negativo" en el empleo o en los salarios de los nacidos en Estados Unidos.

En los años 1990, los inmigrantes contribuyeron considerablemente al crecimiento, gracias a la innovación. "En el año 2000, en comparación con 1990, el Producto Interno Bruto por habitante era de entre 1,5% y 2,5% más elevado con la inmigración que sin ella", apunta Hunt.


Descarga la aplicación

en google play en google play