Escúchenos en línea

Donald Trump ordena enviar a México a migrantes de Centroamérica

Washington. Agencias. | 20 de Febrero de 2017 a las 10:51

Sin importar su nacionalidad, Estados Unidos deportará y liberará en territorio mexicano a inmigrantes que capture en su territorio y que hayan ingresado por la frontera sur, señala un memorándum del Departamento de Seguridad Interior firmado por el secretario John Kelly.

El documento dado a conocer por el The Washington Post indica las nuevas directrices que implementará el secretario Kelly para garantizar la deportación de ilegales e impedir el paso de migrantes a Estados Unidos.

Así, en el memorándum dirigido a directores de cinco organismos gubernamentales, John Kelly señala que los inmigrantes ilegales provenientes de un territorio extranjero contiguo a Estados Unidos serán repatriados a ese punto, para ahorrar dinero a las secretarías involucradas.

“La sección 235 del Acta de Inmigración y Nacionalidad faculta al Departamento de Seguridad Interior a regresar a los inmigrantes que lleguen vía terrestre de un territorio contiguo a Estados Unidos a devolverlos a ese territorio”, señala en su apartado H el documento “Mejoramiento de Observación de políticas migratorias e implementación de la Seguridad Fronteriza”, fechado el 17 de febrero.

En otro memorándum, Kelly instruye la contratación de 10 mil agentes del Departamento de Seguridad Interior; 10 mil del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas; 5 mil de la Patrulla Fronteriza y 500 más de fuerzas áreas y marinas de esta dependencia.

En los documentos, de los cuales La Razón tiene copia, el Departamento de Seguridad Interior instruye a crear un programa de atención a víctimas de crímenes cometidos por inmigrantes ilegales, que será financiado con recursos que hasta la fecha se destinan a apoyar a indocumentados.

También ordena diseñar y construir el muro fronterizo, el cual debe contar con iluminación, sensores y accesos a patrullas y otros vehículos de las autoridades estadounidenses.

En el documento, el secretario Kelly señala que el Congreso de Estados Unidos autoriza la construcción de una barrera física desde 1996, y aunque no detalla cómo se financiará el muro, instruye al secretario de Administración a buscar y reorientar recursos para la obra.

En su diagnóstico, John Kelly indica que es necesario ampliar el programa 287 del ICE, por lo que instruye a abrir la convocatoria para que participen las autoridades que así lo requieran.

“Actualmente hay 32 dependencias en 16 estados participando en el programa 287. En años anteriores había muchas más autoridades participando en éste. En medida del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas y el comisionado de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza ampliarán el programa 287 para incluir a todas las dependencias encargadas de aplicar la ley, que cumplan con todos los requisitos y pidan incorporarse.

“En atención a esta orden, el comisionado de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza está autorizado, además del director del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, a aceptar los servicios de agencias estatales y tomar otras acciones para hacer cumplir la sección 287 del Acta de Inmigración y Nacionalidad”, dice en su apartado B el texto titulado “Cumplimiento de las leyes de Inmigración al Servicio del Interés Nacional”.

Sin embargo, instruye a multar a residentes ilegales y todos aquellos que no puedan asegurar su estancia legal.

En este sentido, el secretario de Seguridad Interior aborda el problema de los migrantes menores no acompañados y establece que todas aquellas personas que hayan ayudado, directa o indirectamente a que éstos hayan ingresado a Estados Unidos, serán deportados.


Descarga la aplicación

en google play en google play