Escúchenos en línea

Universitarios con DACA en Austin buscan estudiar en el extranjero

Austin, Texas. Agencias. | 22 de Marzo de 2017 a las 16:50

Más de tres mil estudiantes de la Universidad de Texas en Austin (UT, por sus siglas en inglés), estudian en el extranjero cada año y la menos 11 estudiantes indocumentados han estudiado fuera del país desde 2014.

A pesar del destino incierto de miles de beneficiarios del Programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) y las recomendaciones de abstenerse de viajas, algunos estudiantes de UT no están permitiendo que su estatus migratorio interfiera con su deseo de estudiar en el extranjero.

Yahaira Pamela, estudiante de tercer año en UT, beneficiara de DACA, recientemente regresó de estudiar en México y planea nuevamente regresar este verano, a pesar de que su entrada a los Estados Unidos no está garantizada.

Más de 11 millones de inmigrantes indocumentados viven en los Estados Unidos y las autoridades estiman que más de 16 mil de ellos estudian en las universidades de Texas. Pocos de estos alumnos deciden estudiar en el extranjero, por temor a perder su permiso de DACA.

Sin embargo, Pamela no tiene miedo y prefiere tomar riesgos. “Salir del país a México fue un riesgo, y entiendo que este próximo viaje también es un riesgo”, dijo Pamela. “Como indocumentada, siempre tengo que pensar en un plan B, C, D”.

Por otro lado, la oficina internacional de UT recomienda que los estudiantes de DACA que quieran estudiar en el extranjero busquen asesoría legal antes de salir del país.

“Si la legislación cambia en el extranjero, se podría rescindir el estatuto legal de DACA y, por lo tanto, volver a entrar en los Estados Unidos podría ser difícil”, dice la oficina internacional en su página de información para estudiantes indocumentados.

Como segunda opción la oficina dijo que anima a todos los estudiantes indocumentados a desarrollar vías alternativas para obtener experiencias educativas similares sin salir del país.

Elissa Steglich, profesora en la clínica de inmigración de UT en la Facultad de Derecho, también dijo que el consejo general de la comunidad legal de inmigración es evitar viajar a menos que sea necesario.

“No está claro lo que podría suceder mientras alguien está en el extranjero, y sería más difícil defenderlos y habría retos legales mientras están fuera de los Estados Unidos”, dijo Steglich.

Si a los estudiantes indocumentados que estudian en el extranjero se les niega la entrada de nuevo a los Estados Unidos, los abogados de inmigración dicen que serán enviados de vuelta al país en el que estudiaron, en lugar de a su país de origen. Esta política, llamada “reciprocidad de inmigración”, envía a los extranjeros al país al que fueron admitidos por última vez si se les deniega la entrada a los Estados Unidos.

 

Por otra parte, Pamela dijo que mientras prepara su viaje de regreso a México, ha estado haciendo conexiones con colegas de la universidad en la Ciudad de México y con organizaciones locales en caso de que no pueda regresar a los Estados Unidos.

“Si tengo problemas para volver, habrá una pausa en mi educación o una pausa en mi vida”, dijo.


Descarga la aplicación

en google play en google play