Escúchenos en línea

Buscan ayudar a niños inmigrantes que tienen que presentarse ante la justicia solos

Texas. Agencias. | 1 de Junio de 2018 a las 20:58

Cientos de personas se dieron cita este viernes en la Plaza Guadalupe en San Antonio para participar en una manifestación para exigir que se detenga la separación de niños inmigrantes de sus padres en la frontera.

La situación se ha agravado, según activistas proinmigrantes locales, luego de que el gobierno federal también decidiera cortar los fondos para proveer ayuda legal a los menores, lo que podría hacer que muchos vayan a las cortes de migración a defenderse solos.

“Esta administración cambió sus políticas en cuanto a los inmigrantes en la frontera, ahora la regla es separar a las madres de sus hijos”, dijo el congresista federal Joaquín Castro.

La política a la que se refiere Castro es a la de tolerancia cero ejecutada por el Fiscal General de Estados Unidos, Jeff Sessions, ha aumentado la cantidad de niños que son separados de sus padres en la frontera.

Tras ser separados son enviados a centros de detención y luego a la Oficina de Reasentamiento de Refugiados, que tiene la obligación de buscarles un hogar sustituto mientras se resuelve su caso migratorio.

Pero en los últimos días causó alarma el que un alto funcionario del Departamento de Salud y Servicios Humanos dijera, ante miembros del Congreso a finales de abril, que la entidad había perdido el rastro de 1,500 niños inmigrantes que había sido puesto con familias,  después de haber sido separados de sus padres en la frontera con México.

El testimonio fue rendido a finales de abril por Steven Wagner, encargado de la gerencia de familias de la entidad, ante un comité del Senado y generó preocupación porque sugirió que los menores podrían estar en manos de bandas de traficantes de personas o de inescrupulosos que los ponen a trabajar diciendo que son sus familiares.

“Esos niños no están perdidos, solamente significa que esta oficina no sabe dónde están”, dijo el abogado Manoj Govindaiah, Director de Servicios de Detención Familiar del Centro de Refugiados e Inmigrantes para Educación y Servicios Legales (RAICES en inglés).

Hasta el momento RAÍCES ofrecía representación legal gratuita a estos niños, gracias a dineros que provenían de un fondo federal que hace unos días fue suspendido, según el abogado Govindaiah.

RAICES inició el proyecto LEAF  para pedirle ayuda a la comunidad para hacer donativos que permitan financiar la representación legal de los menores en las cortes.

De no contar con ayuda, los niños se presentarán solos antes las cortes federales. Los donativos se pueden hacer a través de la página Internet o de Facebook de la organización, dijo Goviandaiah.


Descarga la aplicación

en google play en google play