Escúchenos en línea

Filtran fotos de masivo juicio de indocumentados en Texas

Texas. Agencias. | 3 de Junio de 2018 a las 16:00

La política "cero tolerancia" de Donald Trump incluye juicios masivos de indocumentados para acelerar las deportaciones de los inmigrantes detenidos en Estados Unidos tras cruzar la frontera ilegalmente, según informaron este domingo medios locales.

El diario The Intercepter divulgó una imagen filtrada de una de estas audiencias, que muestra a decenas de indocumentados con los trajes anaranjados de prisioneros, esposados de manos y pies, enfrentarse al juez de manera simultánea en una corte de Texas.

Bajo el título de 'Los horrores ocultos de la 'Tolerancia Cero': Juicios masivos y la separación de niños de sus padres", la periodista Debbie Nathan relata que los indocumentados llegan a estas audiencias totalmente "agotados y confundidos, y cuando el juez hace una pregunta todos deben responder al unísono".

"Muchos de estos indocumentados no tienen idea de donde están sus hijos, tras haber sido separados en la frontera. Están allí para aceptar su culpabilidad, es realmente estremecedor", agrega.

El viernes pasado, cientos de personas se tomaron las calles en varias ciudades de Estados Unidos para protestar contra las políticas anti inmigratorias de Donald Trump, incluyendo la de separar familias que buscan asilo en ese país.

"¡La familia tiene que permanecer junta!", gritaban cientos de personas frente al Departamento de Justicia (DOJ) en Washington, acusando al gobierno de violar derechos humanos y traumatizar niños por motivos políticos.

La protesta llega luego que el gobierno republicano confirmara que desde octubre ha separado a cientos de familias que han cruzado la frontera sin documentos.

El mes pasado, Jeff Sessions, el fiscal general que también es una especie de ministro de Justicia, anunció como política oficial el arresto y separación de todos los padres de sus niños que entraran ilegalmente.

 

El gobierno sostiene que la política es necesaria para reducir la inmigración ilegal, pero los críticos dicen que es cruel para quienes buscan asilo huyendo de la violencia en Centroamérica.

Este ataque ha puesto a Trump -que llegó al poder con la promesa de detener la inmigración ilegal- en la defensiva, irónicamente culpando a los demócratas de forzar a su gobierno a asumir esta política.

La Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU, del inglés) impuso una demanda contra esta medida, que considera es una violación de derechos fundamentales.

La política busca frenar el éxodo de miles de familias pobres, la mayoría de El Salvador, Guatemala y Honduras, hacia Estados Unidos, que en la frontera entre este país y México se entregan a las autoridades para pedir asilo.

Son parte de un alza en la inmigración ilegal que ha molestado profundamente a Trump.

Solo en abril, 50.924 personas fueron detenidas cruzando la frontera sin papeles, incluyendo 4.314 niños sin compañía y 9.647 unidades familiares, según la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza.

 

 

 


Descarga la aplicación

en google play en google play