Escúchenos en línea

EE.UU. detiene la persecución a las familias inmigrantes

Washington. Agencias. | 26 de Junio de 2018 a las 19:18

La Administración Trump vive en la contradicción entre lo que quiere hacer en materia de inmigración y lo que puede conseguir. La política de «tolerancia cero» en la frontera supuso la separación de familias de inmigrantes ilegales.

El consiguiente escándalo motivó que Donald Trump lo corrigiera con una orden ejecutiva para mantener las familias unidas. Lograr ambos objetivos es un desafío para su gobierno, que ha tenido que renunciar, al menos de forma temporal, a la «tolerancia cero».

El comisionado de aduanas y protección de fronteras, Kevin McAleenan, tuvo que reconocer esta semana que la exigencia de mantener a las familias unidas ha supuesto que se congele la persecución criminal de los padres que cruzan la frontera de forma ilegal. Se ha instruido a la policía de fronteras para que paren las entregas de adultos a la fiscalía para su procesamiento.

La realidad es que las autoridades no tienen la capacidad en estos momentos para tener a las familias de inmigrantes unidas y detenidas. «Nos estamos quedando sin espacio», reconoció la secretaria de Prensa, Sarah Sanders. «Nos vamos a quedar sin recurso para mantenerlos juntos».

Tanto McAleenan como el fiscal general, Jeff Sessions, insistieron en que la política de «tolerancia cero» sigue vigente en su totalidad y que están trabajando en un sistema que impida la entrada de inmigrantes ilegales con hijos y que, al mismo tiempo, evite la separación de familias.

«Estamos trabajando en un plan en el que los adultos que traen a niños, que violan nuestras leyes, que arriesgan sus vidas en las fronteras sean incriminados sin una separación extendida de sus niños», aseguró McAleenan.

Batalla legal

A la falta de espacio que alegan las autoridades se une la batalla legal que se abre al Gobierno de EE.UU., ya que la jurisprudencia no permite que los menores permanezcan detenidos más de veinte días. Se calcula que hay 2.300 menores separados de sus familias y repartidos en centros de acogida y familias en todo el país.

El congelamiento de ese punto de la política de «tolerancia cero» añade confusión a la situación en la frontera. No se sabe cuánto tiempo durará ni qué plazos considera la Administración para establecer el nuevo sistema de detención de familias.


Descarga la aplicación

en google play en google play