Escúchenos en línea

Niegan permiso para entrar en Malta a barco con migrantes

Roma. Agencia PL | 27 de Junio de 2018 a las 13:15

A pesar de la anunciada disposición de Malta a recibir el barco de la ONG alemana Mission Lifeline con unos 230 inmigrantes a bordo, la nave prosigue este miércoles a la espera de autorización para atracar.

En un mensaje difundido esta madrugada mediante la red social Twitter, la tripulación del Lifeline informó que no tenía permiso para entrar en Malta y recordó que 'estamos bloqueados desde hace cinco días con casi 250 personas a bordo porque nadie nos ofrece un refugio seguro'.

En un comunicado emitido la víspera, tras una reunión privada sostenida la noche anterior aquí con el presidente francés, Emmanuel Macron, el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, anunció que Italia recibiría parte de los inmigrantes a bordo de la embarcación, la cual atracaría en Malta.

Conte se refirió a una conversación telefónica sostenida con su homólogo maltés, Joseph Muscat, con quien acordó que la embarcación será sometida a investigación para identificar su nacionalidad real y el respeto a las reglas del derecho internacional por parte de la tripulación.

Asimismo explicó que a tono 'con el principio cardinal de nuestra propuesta sobre inmigración, según el cual quien desembarca sobre las cosas italianas, españolas, griegas o maltesas, desembarca en Europa', Italia acogerá parte de los migrantes a bordo de la nave, con la esperanza de que otros países europeos hagan lo mismo.

La información fue confirmada por Malta en una nota en la cual señaló que el primer ministro de ese país realizó esfuerzos diplomáticos para tratar de encontrar una solución al caso, provocado por el capitán del barco al ignorar las instrucciones de las autoridades italianas de acuerdo con normas internacionales.

El texto añadió que el objetivo era prevenir una escalada hacia una crisis humanitaria a partir de la responsabilidad compartida de varios estados y, al mismo tiempo, investigar las medidas que pueden ser adoptadas respecto al buque.

Finalmente, la declaración agradece a los presidentes del Consejo Europeo, Donald Tusk, y de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, por su ayuda en la gestión aún en marcha.

Trascendidos periodísticos generados tanto en Roma como en La Valeta señalan que la indefinición en torno al destino del barco se debe a la falta de compromisos concretos por parte de los países que aceptarán los inmigrantes en sus respectivos territorios.

La tensión en torno a la nave registrada como embarcación menor en Holanda, se desató el pasado jueves día 21, cuando su tripulación se negó a entregar los migrantes a la Guardia Costera de ese país y procuró un puerto donde desembarcar a los pasajeros, posibilidad negada por el gobierno italiano.

La misma postura asumió Malta con el argumento de que el hecho se produjo en el Área de Rescate y Salvamento de Libia, entre ese país y la isla de Lampedusa, en una operación coordinada por las autoridades italianas, en la cual su gobierno no estuvo involucrado.


Descarga la aplicación

en google play en google play