Escúchenos en línea

Nuevo balance eleva a 249 los niños hondureños separados de sus padres en EEUU

Tegucigalpa. Agencias. | 28 de Junio de 2018 a las 17:18

Un nuevo balance realizado por las autoridades consulares de Honduras eleva a 249 los menores separados de sus padres bajo el programa "tolerancia cero" que promueve el presidente estadounidense Donald Trump.

Así lo confirmó este jueves la vicecanciller para Asuntos Consulares y Migratorios de Honduras, Nelly Jerez, durante una conferencia de prensa en Tegucigalpa, capital de Honduras.

En ese orden, la diplomática hondureña confirmó que los distintos centros de detención de migrantes en Estados Unidos han logrado identificar a 249 menores separados de sus padres como parte del programa tolerancia cero que se promueve desde la Casa Blanca.

"249 niños que se encuentran en diferentes centros de detención a lo largo y ancho de todo Estados Unidos", respondió la vicecanciller hondureña ante la interrogante de la última cifra de menores nacionales separados de sus padres en EEUU.

La diplomática comentó que como autoridades están realizando los esfuerzos necesarios, como la realización de consulados móviles, para informar y asesorar a la comunidad hondureña radicada en la unión americana.

La medida ha generado una polémica que ha trascendido las fronteras de Estados Unidos y llevó a que el pasado miércoles el presidente Trump firmara una orden ejecutiva para detener las separaciones.

Sin embargo, la normativa deja como resultado, casi 2 mil menores separados de sus familiares entre el pasado 19 de abril y el 31 de mayo, según los datos difundidos por las autoridades estadounidenses.

De estos menores, al menos 249 son de nacionalidad hondureña, según lo confirmado este jueves por la vicecanciller hondureña.

El programa tolerancia cero implica uno nuevo enfoque de "mano dura" del gobierno de Trump contra la emigración irregular, que fue una de las bases de su campaña.

Implica un cambio diametral a la que practicaron tradicionalmente otros gobiernos de EEUU, que consideraba una infracción administrativa el primer cruce irregular de la frontera.

Ahora, al considerarse un delito federal, los indocumentados deben enfrentar un proceso penal.

Cabe señalar que, varios padres separados de sus hijos ya han sido deportados a Honduras mientras sus hijos han quedado bajo custodia de las autoridades estadounidenses.

En ese orden, los infantes pasan a custodia del Departamento de Salud y Servicios Sociales de Estados Unidos, y luego son enviados a la casa de un familiar, a hogares de acogida o a refugios.


Descarga la aplicación

en google play en google play