Escúchenos en línea

Piden investigar contrato a empresa que se lucra con detención de menores

Washington. Telemundo | 14 de Mayo de 2019 a las 18:24

Tres líderes demócratas del Congreso exigieron este martes al Departamento de Salud y Recursos Humanos (HHS) que investigue un contrato de $341 millones a una empresa que se lucra con la detención de niños migrantes en la frontera y opera un centro en Florida "casi en condiciones carcelarias".

En una carta enviada al Inspector General de HHS, Daniel Levinson, las congresistas demócratas de Florida, Donna Shalala, Debbie Wasserman-Schultz, y Debbie Mucarsel-Powell, solicitaron una investigación sobre el centro de detenciones para menores en Homestead (Florida), y el contrato federal de $341 millones que obtuvo aparentemente sin el debido proceso de licitación abierta.

En abril pasado, el albergue temporal, ubicado en el Condado Miami-Dade, en el sur de Florida, recibió el visto bueno del HHS para sus planes de expansión y así alojar a 700 niños adicionales, para un total de 3,200.

El albergue, administrado por “Comprehensive Health Services”, una subsidiaria de Caliburn International, ha alojado tanto a niños no acompañados como a aquellos que fueron separados de sus padres en la frontera, y es el único -de cerca de un centenar de centros de detención para migrantes- que opera con fines de lucro.

Las congresistas también quieren saber qué papel jugó en la concesión del contrato John Kelly, el ex jefe de Gabinete del presidente Donald Trump y exsecretario de Seguridad Nacional, que recientemente se reintegró como miembro de la junta directiva de Caliburn International.

El contrato en cuestión tiene vigencia hasta el próximo 30 de noviembre y es parte de los planes de expansión para acomodar el creciente flujo de niños migrantes detenidos en la frontera sur. La empresa ya había recibido un primer contrato mediante un proceso de licitación abierta.

“Estamos profundamente preocupadas con las condiciones en torno al contrato, particularmente porque esta empresa con fines de lucro continúa beneficiándose financieramente de la detención prolongada de los niños”, dijeron en la misiva.

"Además, queremos tener un mejor entendimiento del papel del general John Kelly en las negociaciones del nuevo contrato, y buscamos clarificación sobre su implicación e influencia en el proceso”, agregaron las legisladoras.

Tanto el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) como en la Casa Blanca, Kelly estuvo a cargo de implementar políticas migratorias que provocaron un drástico aumento tanto en el número de niños alojados en el centro de Homestead como en su prolongada detención, señalaron.

Kelly, de hecho, supervisó la separación de niños de sus padres en la frontera sur, como parte de los esfuerzos de la Administración Trump por disuadir la emigración ilegal desde Centroamérica.

Pese a que en varias ocasiones dijo ante el Congreso que apoyaba una solución bipartidista a la inmigración ilegal, la reaparición de Kelly en la junta directiva de Caliburn Internacional le ha ganado la repulsa de grupos pro-inmigrantes.

En la misiva, las congresistas señalaron que, al visitar el centro de detenciones antes de su segunda expansión este año, fueron testigos de niños que vivían “en condiciones casi carcelarias, con inadecuadas instalaciones educativas” e insuficientes intérpretes.

“Los niños estaban apiñados en habitaciones con centenares de camas y carpas”, indicaron las congresistas, quienes se quejaron de que el HHS se negó a darles acceso a las instalaciones el mes pasado.

“Las condiciones que observamos durante nuestras visitas iniciales fueron inaceptables, aún para una instalación de detención temporal”, observaron.

Pese a esas condiciones, la empresa recibió el nuevo contrato que, según calcularon las legisladores, le supondrá una entrada de casi $500 millones del dinero de los contribuyentes para fines de año.

“Sobre todo, exigimos respuestas para que podamos asegurar y proteger la salud y bienestar de estos niños, aún cuando el HHS continúa bloqueando nuestros esfuerzos por realizar una supervisión del Congreso sobre la calidad del cuidado que reciben los menores”, continuó la carta.

“Community Health Services” debe rendir cuentas por las condiciones en el albergue tempora y asegurar que se respetan los derechos humanos y la dignidad de los menores, precisaron.

Noticias Telemundo no ha recibido respuestas de la empresa bajo la lupa pero la oficina de prensa del HHS dijo que la agencia "no suele comentar" sobre solicitudes del Congreso.

"El HHS coopera de forma consistente para proveer la información solicitada por miembros del Congreso", agregó.


Descarga la aplicación

en google play en google play