Escúchenos en línea

Aumenta seguridad en puntos ciegos en frontera mexicana

Ciudad de México. Heraldo de México | 10 de Junio de 2019 a las 14:37

Entre la maleza, por los caminos poco conocidos y transitados de la frontera sur, se ha desplegado la seguridad militar durante el fin de semana, previo a la llegada de la Guardia Nacional.

Cada noche, elementos de Marina se resguardan en el río Suchiate del lado mexicano, en Chiapas. Se tiran pecho a tierra entre matorrales y la penumbra para sorprender a los migrantes que cruzan en balsas o en los puntos ciegos.

“Pero es peligroso ir por allá”, dice Alexis. Trabaja con su mamá vendiendo pollos asados a la orilla del afluente que delimita la frontera entre México y Guatemala.

Accedió a guiar a El Heraldo de México a la ruta que usan los migrantes para no ser vistos. “No están, quizá porque es domingo, y más allá no es seguro; están los piedritas (drogadictos), son los que asaltan”, dice.

En el grupo de WhatsApp donde se comunican los centroamericanos, algunos lamentaron tener que pagar de 300 a 500 pesos mexicanos para que la autoridad que vigila estos caminos los deje pasar sin ser detenidos.

Dicen que por eso algunos están desistiendo de las caravanas y se aventuran a cruzar en pequeños grupos. No todos toman el mismo camino; otros se van “por la carretera del puerto, aunque tardan dos horas más, pero ahí no hay ningún retén”, comenta Lauro, trabajador del transporte colectivo de Ciudad Hidalgo.

De esa manera esquivan el retén del puente Los Manguitos, donde más de 20 elementos de la Marina, cuatro policías federales y cuatro agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) paran las unidades de transporte público y algunas particulares.

Más de 50 personas de Guatemala, Honduras y Cuba, fueron detenidas sólo en medio día, entre ellos varios menores de edad guatemaltecos que viajaban sin la compañía de un adulto. También han detenido a asiáticos y personas de la India.

Todos son trasladados a la estación migratoria Siglo XXI y, a decir de los agentes migratorios, les dan la oportunidad de regularizarse o decidir si desean ser deportados. “La mayoría pide regresar a su país”, agregan.

Un elemento de la Marina que vigila y realiza anotaciones dice que no sabe cuántos vigilan los puntos ciegos de la frontera sur.

Del 29 de enero al 5 de junio, el INM recibió a 10 mil 393 centroamericanos que fueron regresados por Estados Unidos para que esperen en México la respuesta a su solicitud de asilo en ese país.

Los retornos se concretaron en dos ciudades de Baja California y una en Chihuahua.

El reporte del INM destaca que en el puerto fronterizo del Chaparral, en Tijuana, entraron 3 mil 968 personas; en la garita Mexicali I, 2 mil 316, y en Juárez, 4 mil 109 personas.


Descarga la aplicación

en google play en google play