Escúchenos en línea

Guardia fronteriza de EEUU abre investigación a elementos racistas y sexistas

Los Ángeles, California. Agencias | 2 de Julio de 2019 a las 17:51

Miembros de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos supuestamente publicaron bromas racistas y sexistas sobre migrantes indocumentados.

Las autoridades estadounidenses están investigando un grupo secreto de Facebook con contenido racista.

La página fue denunciada por la plataforma independiente de periodismo de investigación ProPublica.

El grupo privado de Facebook se llamaba “Soy 10-15” y tenía unos 9 mil 500 miembros, incluidos exagentes y personal en servicio.

Y entre los mensajes racistas publicados en dicho grupo –que han sido calificados de “perturbadores”– hay varios burlándose de las muertes de migrantes.

Mientras que en otros se ataca a los miembros latinos del Congreso que el lunes alertaron sobre las malas condiciones de un centro de detención de migrantes en Texas.

Lo anterior lo denunció el mismo grupo de periodistas que conforman ProPublica.

“Encerrados en celdas horribles donde hay un inodoro en medio de la habitación”, menciona la denuncias sobre la detención de niños migrantes.

En uno de ellos, un miembro del grupo sugirió lanzarles burritos a los inmigrantes.

Mensajes amenazantes

Otro mensaje incluía una imagen manipulada que mostraba a la congresista Alexandria Ocasio-Cortez realizando un acto sexual.

Ocasio–Cortez dijo que esto no la sorprendía, sino que era “indicativo” de lo que había podido observar durante su visita al centro de detención de migrantes.

“Ya entiendo por qué los agentes de la patrulla fronteriza fueron tan física y sexualmente amenazantes conmigo”, dijo por Twitter.

La existencia del grupo ha atizado el debate sobre el tratamiento de los migrantes, pero también sobre la estrategia de Facebook.

Los mensajes fueron descritos como “completamente inapropiados” por la jefe de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos, Carla Provost.

Provost prometió que “cualquier empleado que haya violado las normas de conducta tendrá que asumir su responsabilidad”.

Facebook frente a la privacidad

Pero no sólo se atizó el debate sobre el tratamiento que están recibiendo los migrantes que tratan de entrar ilegalmente a Estados Unidos.

También han sido presentados como un ejemplo de los riesgos de ese Facebook cada vez más privado que quiere su presidente y cofundador, Mark Zuckerberg.

Cuál es el plan de Mark Zuckerberg para cambiar el modelo de Facebook hacia “una plataforma centrada en la privacidad”.

¿Preocupaciones justificadas?

El cambio hacia una red más enfocada en espacios cerrados fue anunciado por Zuckerberg en marzo pasado.

Estos espacios cerrados serían los grupos privados o servicios de mensajería, en lugar del muro público que actualmente caracteriza a Facebook.

En ese momento, los críticos advirtieron que un Facebook más privado posiblemente no eliminaría los problemas de abusos, pero podría dificultar el escrutinio externo.

Y casos como el de la Patrulla Fronteriza “parecen demostrar que esas preocupaciones tal vez estaban justificadas”.

Lo anterior lo dijo el corresponsal para asuntos tecnológicos de la BBC en Estados Unidos, David Lee.

La jefa de la Patrulla Fronteriza, Carla Provost, calificó los mensajes de “completamente inapropiados”.

Por lo pronto, ya inició una investigación sobre el grupo por presunta violación de su código de conducta.

Así lo anunció el comisionado asistente de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, Matthew Klein.

La investigación corre a cargo del Departamento de Seguridad Nacional, al que está adscrita la agencia.

Llevaba tres años

Y un portavoz de Facebook le dijo a la BBC que la empresa está cooperando con las autoridades federales en su investigación.

“Queremos que todos los que usen Facebook se sientan seguros”.

“Los estándares de nuestra comunidad se aplican en Facebook, incluso en grupos secretos”, aseguró el portavoz.

Pero, como destaca Lee, el cuestionado grupo de la Patrulla Fronteriza llevaba tres años funcionando.

Red nacional de racistas

El mes pasado, el grupo de investigación californiano Reveal también reveló la existencia de otros grupos de policías.

EN ellos, elementos de más de 50 departamentos diferentes de todo el país compartían memes racistas, islamófobos y teorías de conspiración.

Mientras, el diario The Washington Post recientemente también llamó la atención sobre el éxito de grupos que ofrecen “consejos” falsos para el tratamiento del cáncer.

También sugieren “usar bicarbonato de soda o incienso” en lugar de quimioterapia, identificando al menos dos con más de 100 mil miembros.

Estrategia arriesgada

“Facebook dice que proporciona noticias relacionadas a publicaciones que podrían contener información errónea”.

“Pero no tenemos estadísticas sobre la efectividad de esta medida”, destaca Lee.

Y, según el corresponsal de la BBC, estos casos más bien prueban que la nueva estrategia de Facebook puede terminar empujando sus problemas “hacia las sombras”.

“ProPublica sólo pudo observar al grupo de la Patrulla Fronteriza gracias a alguien que les envió capturas de pantalla; de lo contrario, estaba completamente oculto”, destacó.

Reveal, por su parte, tuvo que usar un software especial.

Periodista encubierta

Y la reportera de The Washington Post pudo acceder a algunos de los grupos con consejos falsos para el cáncer, pero fue rápidamente bloqueada una vez se conoció su identidad.

Pero además, “incluso a Facebook le resulta más difícil sentirse responsable cuando se trata de grupos privados”, asegura Lee.

“El sitio ha dicho que su capacidad para usar algoritmos e inteligencia artificial para detectar discursos de odio y desinformación aún es insuficiente”

“Por lo tanto, todavía depende en gran medida de que los usuarios informen sobre contenido inapropiado”.

“En grupos, esto, por supuesto, se vuelve mucho menos probable: el contenido inapropiado es de hecho la razón por la que las personas se unen a estos grupos”.

“Y Facebook ha demostrado una voluntad limitada para identificar proactivamente este tipo de abusos”, valora explicó el corresponsal.

Lee puntualizó: “No se equivoquen: pocos o ninguno de los problemas en los que Facebook está ‘trabajando arduamente’ en estos momentos se habrían dado a conocer”.

“No se habrían dado a conocer de no ser por la presión externa de periodistas, legisladores, académicos y grupos de derechos civiles”.

“Y los ejemplos que he mencionado aquí plantean una pregunta: ¿se está arreglando Facebook por sí mismo?”

¿O simplemente nos está haciendo más difícil ver que está roto?”, pregunta a modo de conclusión.


Descarga la aplicación

en google play en google play