Escúchenos en línea

Inmigrante relata cómo fue detenido por ICE en Puerto Rico

Bayamón, Puerto Rico. Agencias | 3 de Julio de 2019 a las 17:10

Cuando una empleada del Centro de Servicios al Consumidor (Cesco) en Bayamón le dijo a Copérnico que esperara un momento por la persona encargada de tramitar licencias de conducir para indocumentados, el hombre se sentó tranquilo a esperar sin imaginarse que 40 minutos después saldría esposado y escoltado por tres agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas federal (ICE, en inglés).

“Ella me preguntó, ‘¿tú tienes visa?’ y yo le dije que no tenía, que como ciudadano italiano no necesito una visa como tal. Pasaron como 15 o 20 minutos (y me dice) ‘ya me van a decir qué vamos a hacer contigo, sigue esperando ahí’. Veinte minutos después me llama y cuando entré (a una oficina) había tres personas esperando para comenzar mi proceso de deportación… ‘Vas a ser deportado’, me dijeron”, relató el ciudadano italo-venezolano sobre la situación que vivió el 18 de junio.

Copérnico (nombre ficticio para proteger la identidad) reconoció en entrevista con El Nuevo Día que entró legalmente a Puerto Rico hace un año y cuatro meses, como ciudadano italiano, y decidió quedarse. Su permiso bajo el Sistema Electrónico para la Autorización de Viajes (ESTA) venció a tres meses de su arribo.

Denuncian cambio en trato a inmigrantes en Puerto Rico

Su esperanza era comenzar el proceso para cambiar su estatus migratorio, pero, ahora, enfrenta una posible deportación a Venezuela, donde tiene residencia, contó el hombre de 38 años, quien afirmó haberse sentido “indignado y con mucho miedo” durante el incidente.

 

Situaciones como la de este hombre alertaron a representantes legales en el área de inmigración sobre recientes arrestos que marcan un cambio en el trato a los inmigrantes y que responde a la política de “cero tolerancia a la inmigración ilegal” del gobierno del presidente Donald Trump.

“Esta política primero fue enfocada en el área de la frontera entre Estados Unidos y México, pero hemos visto cómo se ha ido desplegando a través de toda la nación y ya llegó a Puerto Rico y la hemos presenciado en las últimas dos semanas”, señaló hoy la licenciada Julie Cruz Santana, presidenta de la Comisión de Derechos de los Inmigrantes del Colegio de Abogados de Puerto Rico, durante una conferencia de prensa.

La organización, junto a la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA) y la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) buscan alertar a inmigrantes en la isla sobre las acciones en concierto y común acuerdo delas agencias bajo el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés) y la aparente práctica de empleados estatales “fungiendo como una extensión” de dicha agencia sin la autoridad para ello, como en el caso del Cesco de Bayamón.

Sobre este incidente, el secretario del Departamento de Transportación y Obras Públicas, Carlos Contreras, indicó ayer en declaraciones escritas, que se ordenó una investigación “para ver qué elementos, acciones u omisiones de cualquiera de nuestros empleados pudo haber provocado la intervención” de ICE.

Entre las “prácticas engañosas” que destacan las organizaciones se encuentra el “bait and switch”, con la cual las personas son citadas para una evaluación de peticiones familiares pendientes y, en su lugar, son detenidos o referidos a la oficina de deportaciones del DHS. Otros, por ejemplo, han sido detenidos al solicitar servicios del gobierno local o federal, al acercarse al aeropuerto internacional Luis Muñoz Marín o a puertos marítimos.

Según la licenciada María García Miranda, presidenta de AILA en Puerto Rico, aproximadamente 30 inmigrantes casados con algún ciudadano americano o con estatus de residencia recibieron citaciones de la oficina del Servicio de Inmigración y Naturalización de Estados Unidos (USCIS) desde mediados de junio.

La posibilidad de que esa oficina federal inicie un proceso de deportación o remoción de un extranjero puede menoscabar los esfuerzos de esa persona para legalizar su estatus migratorio, trámites que se realizan bajo la misma agencia, indicó García Miranda.

Recomendaciones de las organizaciones

Las organizaciones alertaron, además, sobre las consecuencias emocionales que provocan estas intervenciones, como el pánico, la separación indefinida del núcleo familiar y la falta de representación legal de inmigrantes trasladados a instituciones carcelarias en Estados Unidos.

“La exhortación a estas personas que son citadas es que comparezcan con un abogado. Busque asesoría legal previo a acudir a esa citación, es de vital importancia para que conozcan cuáles son sus posibles consecuencias dentro del marco específico de las situaciones de esa pareja y que hagan una determinación a conciencia de si deben continuar o no con ese proceso”, sostuvo García Miranda sobre los inmigrantes convocados por USCIS.

Asimismo, aconsejan a los inmigrantes a no acercarse a puertos o aeropuertos, tener a la mano teléfonos de personas de confianza y entidades locales dedicados a ofrecer protección; conservar copias legibles de documentos suyos y de familia inmediata; y procurar los servicios de un abogado experto en inmigración.


Descarga la aplicación

en google play en google play