Escúchenos en línea

Cada vez más migrantes buscan establecerse en Xalapa

Xalapa, México. alcalorpolitico.com | 4 de Julio de 2019 a las 17:35

"Soy mecánico. Estoy pidiendo la residencia, ya me la van a dar ahorita en noviembre y la verdad que estoy esperando abrir mi negocio. Soy mecánico, la verdad que, de mecánico, el trabajo es lo que habla", declaró Henry Castro, quien salió de Honduras con la esperanza de llegar a New Jersey, Estados Unidos.

Junto con otros migrantes centroamericanos renta un departamento en la casa de huéspedes que se ubica en la avenida 20 de Noviembre, entre las calles Revolución y Lucio, en el centro de la capital veracruzana, según lo que contó mientras pedía unas monedas a los automovilistas que circulan por el puente El Trébol, en la zona sur de esta ciudad, cerca de la salida hacia Veracruz.

"De migrantes, a veces se llena bastante. Son los lugares donde, por decir, hay más libertad para uno. El señor, el dueño de ahí le da libertad a uno", dijo.

Henry está tramitando sus documentos para obtener su residencia en este país, lo mismo que algunos salvadoreños.

"Yo ya tengo mis papeles, pero hay unos que sí –yo me he dado cuenta– que ha llegado ahí Migración y se los ha llevado". "Son personas que están arreglando papeles", dijo.

Sobre su salida de Honduras, Henry dijo que fue la inseguridad lo que aceleró su salida.

"Lo que me hizo salir de mi país son las pandillas. Uno no puede vivir allá por el impuesto de guerra y todo eso, que a uno lo quieren andar reclutando".

"A mí me quiso reclutar la Mara. Yo no accedí, me tocó está parte de mi vivienda, donde estaba. Fue algo improvisado porque yo no tenía planes de viajar ese día, sino que lo tuve que hacer para evitar que me hicieran daño, que me fueran a matar o hacer algunas cosas malas", refirió.

De la violencia no se salvó cuando llegó a Veracruz, pues asegura que fue golpeado y encañonado por un vigilante de una estación ferroviaria a su llegada a Orizaba.

"Fui a un lado que le dicen Orizaba, la verdad que ahí estuve un momento en la estación del tren. Me bajé: como está uno en la vía, puede uno descansar a la orilla. Llegaron unos oficiales, la verdad que me llegaron a revisar. Son oficiales de la estación del tren, de ahí mismo; son los que cuidan ahí. Ya después me empezaron a registrar y yo la verdad no jalaba mucho dinero; en ese momento jalaba como 200 pesos. Hubo uno que me golpeó. El dinero no me lo quitó ni nada de eso, sólo fue y me golpeó. Tal vez se sintió bien al golpearme, porque él hasta se reía y yo no podía hacer nada. En ese momento, los otros se quedaron afuera. Entonces el que me metió estaba armado y me dijo que me iba a matar; me empezó a insultar. Entonces yo en un descuido suyo le agarré el arma; tuvimos un forcejeo  y salí por una ventana; ahora sí que, pues, vivo. Eso fue antes de Navidad, en diciembre, el 14 de diciembre fue eso".

Es común ver a migrantes pedir dinero en diferentes cruceros de la ciudad, principalmente en la periferia. De manera esporádica suelen estar en la zona de El Sumidero, en la colonia Revolución, cerca de la vía del tren sobre la avenida México y últimamente se les ve menos en los lugares que frecuentaban, como la avenida 20 de Noviembre, a la altura del panteón Palo Verde o en la Central de Autobuses de Xalapa o en la avenida Murillo Vidal.


Descarga la aplicación

en google play en google play