Escúchenos en línea

Liberan a las tres niñas ciudadanas que Inmigración detuvo

Washington. Agencias | 18 de Julio de 2019 a las 17:54

Después de casi 15 horas bajo custodia de oficiales de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos en el aeropuerto O’hare, tres niñas estadounidenses fueron liberadas y entregadas a su madre el jueves por la tarde, confirmó su abogada Mony Ruiz-Velasco.

La abogada informó que las niñas fueron detenidas por las autoridades junto con un familiar que las acompañaba de regreso a Chicago —y quien tiene una visa vigente— y fueron informados que no serían liberadas hasta que sus padres se presentaran por ellas.

La abogada confirmó que los padres son indocumentados y que temían que al presentarse a recoger a las niñas fueran detenidos y puestos en proceso de deportación.

“Las están utilizando como rehenes”, comentó Ruiz-Velasco, también directora ejecutiva de PASO West Suburban Action Project, una organización sin fines de lucro que aboga por los derechos de los inmigrantes.

Agregó que esto es una “práctica común” de las autoridades de inmigración, y que sirve como “una trampa” para detener a padres indocumentados.

Desde el mediodía varios abogados y activistas se reunieron en la Terminal 5 del O’Hare, en espera del resultado de lo que parecía un enfrentamiento entre las autoridades de aduanas y protección fronteriza y los padres indocumentados de las tres niñas, de 9, 10 y 13 años, publicó wbez.org

Las autoridades dijeron que consideraron que el “hombre adulto” que acompañaba a las menores, parecía no ser “admisible”, según una declaración que publicó la reportera María Inés Zamudio del medio local WBEZ.

A las aproximadamente 4 pm, la madre se presentó a recoger a las menores por que los oficiales se negaron a entregarle las niñas a Ruiz-Velasco a pesar de presentarse como su abogada y llevar una carta firmada y notarizada por los padres. Un representante del Consulado General de México en Chicago, quien había atestiguado y notarizado la firma de los padres, también se presentó.

“No aceptaron la carta bajo ninguna circunstancia y no dieron ninguna explicación”, contó Ruiz-Velasco por teléfono. “Exigían que la madre se presentara”.

Explicó que después de horas de negociaciones con los oficiales, ellos accedieron a no tomar “acciones negativas” contra la madre de las menores al entrar a recoger a sus hijas.

Sin embargo se negaron a comprometerse por escrito.

Ruiz-Velasco dijo que tomaron el riesgo de que la madre se presentara después de ver la movilización de la comunidad por el caso y confiaron en que eso presionaría a las autoridades de inmigración.

Según ella, no sólo la alcaldesa de Chicago intervino en el caso. También el gobernador de Illinois J.B Pritzker llamó a los oficiales de CBP y la representante federal Jan Schakowsky se presentó a la terminal.

Pritzker confirmó que él había hablado personalmente con oficiales de CBP y que ellos le notificaron que las niñas habían sido liberadas.

“Usar a los niños como peones para promover una política de inmigración racista y xenófoba es atroz y antiamericano, y no lo permitiré en Illinois”, dijo Pritzker.

La abogada dijo que cuando llegó la madre, esta fue acompañada por un representante consular. Al entregarle las niñas, los oficiales no le pidieron ningún tipo de identificación ni la cuestionaron, según Ruiz-Velasco.

“Por el momento todos están a salvo en casa”, dijo Ruiz-Velasco.

Silva, la madre de las niñas, quién no dará su apellido por seguridad, estaba aterrorizada y las niñas “bajo un trauma extremo”, dijo la abogada.

Por otra parte, quien acompañaba a las niñas era una tía, a quien “sin ninguna” explicación le revocaron su visa de turista, agregó Ruiz-Velasco.

Ella sugirió a otros padres indocumentados que manden a sus hijos de vacaciones, no presentarse en la Terminal 5 del Aeropuerto Internacional O’hare o en la entrada de llegadas de vuelos internacionales del aeropuerto de Midway, “porque corren el riesgo de ser detenidos y deportados”.

Considera lo ocurrido como una práctica de parte de las autoridades de inmigración para “atrapar” a los padres que viven indocumentados en el país al ponerlos en una situación “vulnerable”.

“Gracias al apoyo de la comunidad y la presión de los medios y los políticos, estas tres niñas fueron liberadas y sus padres están a salvo, pero no  siempre ese el caso”.


Descarga la aplicación

en google play en google play