Escúchenos en línea

Distrito de Wisconsin dividido en torno a la inmigración

Washington. Agencias | 31 de Julio de 2019 a las 16:24

En esta antigua ciudad manufacturera que apoyó a Hillary Clinton en el 2016, la aversión por el presidente Trump es amplia y profunda. Las imágenes de niños llorando en la frontera mexicana suelen servir como evidencia en la larga lista de denuncias que los votantes demócratas citan en contra del presidente.

Pero muchos de esos mismos votantes también expresan fuertes opiniones al oponerse a que los inmigrantes crucen la frontera de manera ilegal, y a menudo hacen referencia a sus propias historias de familia de cuando llegaron a Estados Unidos. Muchos también dicen que si uno quiere tener la oportunidad de alcanzar el sueño americano, hay que seguir las reglas.

“Creo que todos deberían venir pero en apego a la ley, tal como lo hicieron nuestros antepasados”, dijo Christy Cowles, de 59 años, una trabajadora jubilada de la ciudad que es fanática del senador Bernie Sanders.

Los votantes como Cowles presentan un enigma para los demócratas cuando abordan el delicado tema de la inmigración. Mientras que muchos demócratas expresan su deseo de facilitarles el camino a los inmigrantes que aspiran a entrar al país, los líderes del partido también temen que una agenda migratoria que se desplace demasiado hacia la izquierda pueda alienar a los votantes en estados tan competidos como Wisconsin, donde las bases electorales se componen de votantes liberales declarados, como Cowles, y de aquellos codiciados electores indecisos.

En la primera ronda de los debates demócratas en junio, los candidatos establecieron posiciones agresivamente liberales sobre la inmigración, dando su apoyo, casi unánime, a la despenalización de los cruces fronterizos ilegales.

La idea fue presentada por el ex secretario de Vivienda y Desarrollo Urbano, Julián Castro, quien se encuentra entre los candidatos que ocuparán el escenario el miércoles por la noche en la segunda serie de debates. Jeh Johnson, jefe de Seguridad Nacional durante la administración de Obama, criticó el concepto, y lo equiparó a permitir que las fronteras quedaran abiertas. Luego, otro candidato, el senador Cory Booker de Nueva Jersey, quien también estará en el debate del miércoles por la noche, dijo que prácticamente eliminaría la detención de inmigrantes.


Descarga la aplicación

en google play en google play