Escúchenos en línea

Varias ONG denuncian más de 1.300 casos de exclusión sanitaria

Madrid. Agencias | 31 de Julio de 2019 a las 16:29

Un año después de la aprobación de la norma que recupera la sanidad universal, varias ONG denunciaron tener constancia de al menos 1.358 casos de exclusión sanitaria, entre ellos embarazadas y niños, lo que el Ministerio de Sanidad achaca a "un exceso de celo" o a "alguna disfuncionalidad".

Amnistía Internacional, Reder (integrada por más de 300 organizaciones, entre ellas Médicos del Mundo) y Yo Sí Sanidad Universal organizaron un acto frente al Ministerio de Sanidad para denunciar que miles de personas siguen sin poder acceder a servicios básicos de salud y, por tanto, siguen sufriendo exclusión sanitaria.

Entre los más de 1.300 casos documentados por las ONG se encuentran 55 embarazadas, 116 menores, 44 solicitantes de asilo, 85 facturaciones de urgencias, 35 personas reagrupadas o 626 inmigrantes "que no han podido ver reconocido su derecho a la sanidad por las barreras administrativas existentes". Como resultado de esas exclusiones, "no han sido debidamente atendidas enfermedades tan graves" como 23 casos de cáncer, 22 de patologías cardiovasculares, 24 de diabetes, 21 de VIH o 14 de salud mental.

"No se trata de casos aislados, sino de una profunda falla del sistema que urge corregir", advirtieron en un manifiesto leído por los portavoces de las ONG convocantes.

Desde el Ministerio de Sanidad, su secretario general, Faustino Blanco, subrayó que "hoy es un día para recordar, de recuperación de derechos" con una nueva ley, aprobada el 27 de julio de 2018, que garantiza la asistencia sanitaria de los ciudadanos "más vulnerables que el PP dejó fuera".

Blanco recordó que la reforma sanitaria de 2012, aprobada por el Gobierno popular siendo ministra de Sanidad, Ana Mato, excluyó a 900.000 inmigrantes irregulares de la sanidad, aunque establecía excepciones para las embarazadas, los menores y la atención a través de urgencias.

Según Blanco, "ya no hay que pensar en niños, adolescentes o embarazadas, sino en ciudadanos que residen en España y tienen derecho a la asistencia sanitaria". Recalcó que "cuando se habla" de no atender a embarazadas y niños "tenemos que decir que en este país eso no ocurre y, por tanto, yo no sé si hay un exceso de celo o una disfuncionalidad en alguna parte" de un sistema sanitario "muy diverso", con más de 13.000 centros de salud y muchos hospitales.


Descarga la aplicación

en google play en google play