Escúchenos en línea

ICE detiene a menores migrantes en cárceles “secretas”

Washington. Agencias | 2 de Diciembre de 2019 a las 15:36

Víctor, un chico mexicano inmigrante, fue detenido el año pasado por la policía en Carolina del Norte. En ese momento tenía 17 años. Tras obtener la libertad condicional, el joven llamó a su madre, Leticia, y le dijo que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), se lo llevaría. Pero no aclaró dónde.

Durante un mes, ella no tuvo manera de encontrarlo: “Tuve miedo de que ya estuviera en México”.

Por fin, supo que su hijo estaba en un centro de detención de Oregón, justo al otro lado del país. Tras pasar, según la madre, tres meses en esa cárcel y pedir una “salida voluntaria” del país para evitar la deportación a la que se enfrentaba tras ser detenido, regresó al país vecino al cumplir los 18 años.

El caso de Víctor y Leticia, quienes prefieren no revelar su identidad completa, es uno de los que preocupan a varios abogados y expertos de inmigración por quedar envueltos en la opacidad, refleja un reportaje de la cadena CNN.

Se trata de situaciones en los que ICE detiene a menores inmigrantes que ya viven en EEUU acompañados por adultos y los encierra durante periodos prolongados sin revelar más información sobre su paradero, según denuncian.

Angelina Godoy, directora del Centro de Derechos Humanos de la Universidad de Washington, quiso por ejemplo investigar qué pasaba en un centro de detención donde supo que supuestamente se detenían a niños migrantes, ubicado a pocas horas de su casa de Seattle, en el mismo estado.

Solicitó información a los funcionarios del centro, quienes estaban dispuestos a proporcionársela. Sin embargo, por su sorpresa, ICE prohibió que se la dieran, según contó. E incluso el gobierno federal acudió a los tribunales para mantener la información en secreto.

Esto le parece injusto. "No puedo objetar el hecho de que están detenidos", dijo Godoy. "Pero me opongo al hecho de que nadie puede saber quiénes son (y) por qué", agregó.

Niños migrantes en la frontera y niños en el país

CNN explica que, por un lado, los niños que recién han cruzado la frontera para entrar en Estados Unidos solos o con sus familias acaban recluidos en instalaciones de la Patrulla Fronteriza, refugios familiares supervisados ​​por ICE o por su cuenta en instalaciones administradas por la Oficina de Reasentamiento de Refugiados.

Por el otro, los que ya viven en el territorio nacional acompañados pueden ser detenidos en instalaciones contratadas por ICE junto a menores estadounidenses. Según abogados de inmigración, en la mayoría de los casos que han estudiado, se trata de niños y adolescentes con una condena penal o acusaciones a cargo. Pueden ser también menores con visas o permisos de residencia.

Entre 2009 y 2017, ICE detuvo a 130 niños migrantes durante más de 72 horas, según datos que reveló. En julio de este año, dijo a CNN que en ese momento mantenía bajo custodia a ocho adolescentes varones, pero no especificó cuántos estuvieron en esas condiciones desde 2017.

La cadena asegura que se usaron para estas detenciones al menos tres centros en Washington, Pensilvania y Oregón.

Un acuerdo judicial de 1997 establece que ICE tiene que devolver a los menores migrantes arrestados a algún familiar conocido “sin retrasos innecesarios”.

Más de una docena de abogados de inmigración describen detenciones de menores prolongadas por parte de la agencia federal como la de Víctor (cuyo caso cuenta también The Seattle Times) representan un agujero negro con poca supervisión o acceso a defensa para que los menores puedan recibir ayuda a la hora de enfrentar la ley de inmigración.

Además, los lugares de detención de estos niños no aparecen online, y los familiares no pueden localizarlos a través de los registros del Gobierno porque allí solo aparecen individuos adultos. “Las cárceles juveniles de ICE son secretas”, afirma Heidi Altman, directora de políticas en el Centro Nacional de Justicia Para Inmigrantes.

Respuesta de ICE

ICE dijo que sigue todas las reglas sobre cuándo un menor puede ser detenido de esta forma y asegura que se trata de personas con historiales criminales graves. "Sería irresponsable y potencialmente peligroso que la agencia permita que estas personas permanezcan fuera de custodia [mientras esperan los procedimientos de inmigración o la deportación]”, afirmó la agencia.

Víctor, el joven mexicano detenido en Carolina del Norte y encerrado en una cárcel de Oregón, tenía antecedentes por allanamiento de morada, hurtos y amenazas cuando fue arrestado por varios cargos, entre ellos el robo de un carro.

Los funcionarios de detención en las instalaciones de Oregon donde transcurrió varias semanas lo describieron como un "chico modelo”, y agregaron que ayudó a calmar y orientar a otros "jóvenes más problemáticos".


Descarga la aplicación

en google play en google play