Escúchenos en línea

Arrestan a inmigrante por abuso sexual contra niños

Washington. Agencias | 2 de Diciembre de 2019 a las 15:36

Agentes de inmigración arrestaron el 27 de noviembre a un extranjero ilegal por “abuso sexual contra niños” después de que la policía local de una ‘ciudad santuario’ lo liberara dos veces, a pesar de las solicitudes de detención.

La información fue provista por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE) en un comunicado de prensa.

El ciudadano guatemalteco Héctor Moran-Espinoza fue arrestado previamente en abril por el Departamento de Policía de Filadelfia por varios cargos relacionados con abuso sexual infantil y luego nuevamente el 9 de mayo. En ambas ocasiones, el ICE dice que presentó una orden de detención el día del arresto de Moran-Espinoza y las solicitudes en ambas ocasiones fueron ignoradas.

Finalmente la Policía de Filadelfia lanzó a este depredador sexual y corruptor de menores a las calles.

ICE en su declaración criticó fuertemente al Departamento de Policía de Filadelfia por “poner en riesgo su ciudad al dejar que esta persona deambule libremente para dañar potencialmente a los niños más vulnerables”.

Esto, desafortunadamente, es una historia recurrente.

En octubre, ICE arrestó a un migrante ilegal acusado de violación en Oklahoma, pero no fue hasta que la policía local liberó este hombre que fue directamente a la casa de la mujer que presuntamente violó para acosarla a ella y a su familia.  Y hay muchos casos similares más.

El problema de fondo radica en las llamadas ‘políticas santuario‘. Según un reporte de Fox News, bajo el argumento de cuidar la identidad de los extranjeros que residen ilegalmente en EE. UU., las autoridades locales que aplican esas normativas impiden que los agentes federales de inmigración apresen y deporten a criminales indocumentados.

Desde los primeros días de la presidencia de Trump, su administración ha luchado contra el concepto de ‘ciudad santuario’ al verlas como refugios de criminales y bandas de crimen organizado como la sangrienta pandilla MS-13.

“Las políticas de las ciudades santuario no protegen a las comunidades, sino que las ponen en peligro. Son una afrenta al estado de derecho, a nuestra Constitución, y van en contra de todos nuestros instintos como profesionales de la aplicación de la ley”, dijo días atrás el secretario Wolf al finalizar un encuentro en Raleigh, la capital de Carolina del Norte.

Aún más, en el escrito anexaron una variedad de casos de personas que han cometido “crímenes atroces”, pero fueron liberadas bajo las políticas ‘santuario’, poniendo en peligro a los ciudadanos de sus estados.

Oregón y Washington son llamados ‘estados santuario’ por sus políticas ‘blandas’ con respecto a los inmigrantes ilegales. Están gobernados por políticos demócratas.


Descarga la aplicación

en google play en google play