Escúchenos en línea

Destaca crecimiento poder político de inmigrantes y sus hijos

Tucson. Agencia EFE. | 24 de Octubre de 2008 a las 00:00
El voto de los inmigrantes naturalizados y sus hijos nacidos en EE.UU. es una fuerza electoral en crecimiento que podría ser fundamental en estados decisivos en las próximas elecciones, según un informe divulgado este viernes. El reporte del Centro de Política de Inmigración (IPC en inglés) indica que los "nuevos americanos" representaron el 8,6 por ciento de todos los votantes registrados en 2006, de éstos 7,6 millones fueron ciudadanos naturalizados que representaron el 5,6 por ciento del total de los votantes registrados. Para propósito del estudio, que fue preparado por la firma independiente Rob Paral y Asociados (RPA), se llamó "nuevos americanos" al bloque de votantes integrado por ciudadanos naturalizados y los hijos de inmigrantes que están registrados para votar. Otros 4,1 millones fueron hijos de inmigrantes que nacieron en este país antes de 1965. El reporte del centro con sede en Washington D.C. resalta que en 2006, un total de 9,3 millones de latinos estaban registrados para votar, lo que representó el 6.8 por ciento del total de los votantes registrados en EE.UU. En las dos últimas elecciones presidenciales (1996 y 2004) el número de "nuevos americanos" registrados para votar se incrementó en un 60 por ciento. El total de ciudadanos naturalizados registrados para votar creció de 5,2 millones a 8 millones, mientras que el número de hijos de inmigrantes registrados para votar aumentó de 2.3 millones a 3.8 millones. Durante este mismo periodo el número de latinos registrados para votar creció de 6,6 millones a 9,3 millones, un incremento del 41,6 por ciento. El reporte sostiene que en los estados que pudieran decidir quién será el próximo presidente de Estados Unidos -Nuevo México, Florida, Nevada y Nueva Jersey- el voto de los ciudadanos naturalizados y los hijos de inmigrantes podría ser la diferencia. Por ejemplo, se señala en el reporte que en Nuevo México 1 de cada 10 votantes es "nuevo americano", mientras que en Florida y Nevada el margen es de 1 de cada 6. La información para este reporte fue obtenida de la Encuesta de Población Actual del Suplemento de Registro y Votación, que se realiza cada dos años en noviembre después de las elecciones federales. Efraín Escobedo, representante del Fondo de Educación de la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos y Designados (NALEO), dijo que las próximas elecciones presidenciales también serán históricas por el número de nuevos votantes que acudirán a las urnas. "El voto latino ha sido la fuerza que ha cambiado la política en todo el país", dijo Escobedo durante una teleconferencia. Manifestó que en 2007, NALEO junto con otras organizaciones iniciaron una intensa campaña a través de todo el país para que el mayor número de personas elegibles se convirtieran en ciudadanos de este país. "Se logró que 1,4 millones de personas aplicaran a la ciudadanía, de los cuales cerca de un millón ya son ahora ciudadanos de EE.UU.", aseguró Escobedo. "En 2006, los inmigrantes salieron a marchar con el lema, «ahora marchamos, mañana votamos», esta elección es una prueba de esto", dijo Frank Sharry, representante del Foro Nacional de Inmigración durante la misma conferencia. "El voto latino tendrá un impacto sin precedentes desde arriba hasta debajo de la boleta electoral", finalizó.

Descarga la aplicación

en google play en google play