Escúchenos en línea

Desinformación expone a latinas embarazadas ante gripe A

Los Ángeles. EFE. | 16 de Noviembre de 2009 a las 00:00
La desinformación se ha convertido en un factor más de riesgo frente a la gripe H1N1 para las mujeres latinas embarazadas, más reacias a vacunarse debido a falsas creencias y carecer de asesoramiento médico, dijo este lunes a Efe la ginecóloga Diana Ramos. Casi la mitad de las mujeres latinas en EEUU consideran que la vacuna contra el virus H1N1 puede comprometer la salud de feto, según un estudio de la organización Healthy Women, idea calificada de "mito" por Ramos, directora de planificación familiar y salud materna del departamento de Sanidad del condado de Los Ángeles. Para esta doctora, a pesar del interés mostrado por la comunidad latina en protegerse contra la nueva gripe la falta de asesoramiento profesional genera dudas en las futuras madres sobre la conveniencia de inyectarse los anticuerpos. "La población latina tiene menos acceso a médicos de cabecera y eso contribuye al desconocimiento", comentó Ramos quien recordó que las embarazadas deberían vacunarse contra la gripe estacional y contra la H1N1. "Se puede hacer al mismo tiempo", insistió ante los datos que muestran que solo un 49 por ciento de las mujeres latinas saben que las autoridades sanitarias recomiendan ambas dosis. Ramos alertó de que a diferencia de la gripe estacional que tiene más incidencia en la población de más de 60 años, la H1N1 afecta especialmente a la población joven y a las mujeres embarazadas. "La mujer embarazada tiene 4 veces más riesgo que el resto a que la hospitalicen por este virus y una de cada 9 hospitalizadas termina en sala de cuidados intensivos", afirmó. La ginecóloga recordó que cuando la futura madre se inmuniza contra la H1N1 los anticuerpos pasan también al feto que así queda protegido contra la enfermedad, mientras que si no lo hace y tiene el bebé, éste luego no puede ser vacunado durante sus primeros seis meses de vida. Entre los 6 meses y los 9 años, los niños necesitan dos dosis contra la H1N1 para estar completamente protegidos, mientras que para el resto de la población basta con una vacuna. Ramos indicó que la administración de vacunas está abierta a cualquier persona, independientemente de su situación migratoria en el país."No piden papeles en los centros de vacunación", aseguró.

Descarga la aplicación

en google play en google play