Escúchenos en línea

Protestas masivas en 70 ciudades exigirán mañana reforma

Washington. EFE. | 30 de Abril de 2010 a las 00:00
La comunidad inmigrante de EEUU está llamada a protagonizar mañana una protesta masiva en 70 ciudades ante el futuro incierto de la reforma migratoria y en oposición a la ley de Arizona, una de las más duras aprobadas hasta el momento. El Primero de Mayo, Día Internacional del Trabajo, capitalizará este año en Estados Unidos la furia de inmigrantes y su lucha por una reforma migratoria que legalice a los más de 10 millones de indocumentados del país. Ciudades como Los Ángeles (California) y Dallas (Texas), dos de los estados donde reside la mayor parte de la comunidad latina en Estados Unidos, esperan manifestaciones con asistencias que superen los 100.000 asistentes, según fuentes policiales. En la capital angelina, el Departamento de Policía comunicó que no cuestionará el estatus migratorio de los asistentes y prepara un gran dispositivo de seguridad para evitar los incidentes del Primero de Mayo de 2007, cuando hubo enfrentamientos entre agentes y manifestantes. Otras grandes ciudades como Chicago (Illinois) y Washington, D.C., preparan concentraciones y marchas con líderes políticos, como el congresista de Illinois Luis Gutiérrez, que atenderá un mitin frente a la Casa Blanca y apoyará las protestas de desobediencia civil organizadas para provocar arrestos. Pero la frustración cada vez mayor de la comunidad latina e inmigrante tendrá como epicentro Phoenix, capital de Arizona, donde una nueva ley estatal convierte el ser indocumentado en un delito. En este estado fronterizo del sur, policías locales podrán preguntar por el estatus migratorio a quien parezca "sospechoso", una función sólo atribuida a agentes del Gobierno federal, y se estipularán penalizaciones a quienes transporten o den trabajo a un indocumentado. La dureza de estas disposiciones es, de hecho, el gran estimulante de un debate sobre una reforma migratoria que parecía muerto hasta hace un par de semanas, con sólo una propuesta marco sobre la mesa de los senadores Charles Schumer y Lindsey Graham, pero sin fecha ni iniciativa en el Senado para introducir una ley. Arizona sirvió para aglutinar de nuevo a la comunidad inmigrante y sus defensores con una avalancha de comunicados de condena, desde organizaciones pro inmigrantes, defensores de derechos humanos, el Gobierno de México, la Organización de Estados Americanos (OEA) al apoyo de artistas latinos como la colombiana Shakira o el puertorriqueño Ricky Martin. El Gobierno del presidente Barack Obama, quien calificó la ley de Arizona como "equivocada", examina la medida para determinar si es anticonstitucional y si debe ser rebatida en los tribunales. Las demandas judiciales de organizaciones civiles y religiosas se han unido a campañas de información y solidaridad en el estado y de recogida de firmas para frenar la ley mediante referéndum. La oleada de protestas incluso consiguió que legisladores de Arizona aprobaran ayer modificaciones a la ley en las que precisaban la prohibición de la raza como factor para identificar a inmigrantes indocumentados por parte de policías. Pero ni la polémica abierta con esta ley ni la urgencia e insistencia de grupos pro inmigrantes, consigue que la reforma migratoria entre en la agenda política de republicanos y demócratas, que esquivan este espinoso tema ante la cercanía de las elecciones legislativas de noviembre. Muchos de ellos, no obstante, comienzan a tomar posiciones. La primera reacción vino de la mano de senadores demócratas, que ayer publicaron una "propuesta marco" que antepone la seguridad fronteriza a la legalización de los inmigrantes indocumentados, para convencer a republicanos a que se sumen al esfuerzo. Sin embargo, el presidente mismo declaró que el Congreso puede carecer de "apetito" para acometer la reforma migratoria este año, aunque aplaudió como "muy importante" la iniciativa de los senadores. Entretanto, protestas diarias frente al Capitolio de Arizona, mensajes para impulsar un boicot económico y turístico contra este estado de la frontera con México y manifestaciones frente al Congreso en Washington son sólo el preámbulo de las protestas que mañana se esperan "masivas".

Descarga la aplicación

en google play en google play