Escúchenos en línea

México considera demandar a Arizona

Ciudad de México. Agencias/SUN. | 15 de Mayo de 2010 a las 00:00
El gobierno de México considera participar bajo la figura “amigos de la corte”, que permite a terceros intervenir en una disputa judicial, en las demandas que preparan organizaciones civiles de Estados Unidos contra la ley de inmigración aprobada en Arizona, dijo ayer la canciller, Patricia Espinosa. La ley SB1070 sancionada por el estado sureño, que criminaliza la presencia de inmigrantes indocumentados, “es una iniciativa con base racial que va contra el goce de los derechos humanos en un país que ha sido promotor de los mismos”, dijo Espinosa en entrevista. Además de participar como “amicus curie” (amigos de la corte) en las demandas que presenten organizaciones no gubernamentales en Estados Unidos, México estudia emprender otras acciones en los foros internacionales, dijo la funcionaria. En tanto, el gobierno de Felipe Calderón se prepara para dar todo el “apoyo legal e institucional” a los migrantes mexicanos que puedan verse afectados por la aplicación de esta ley cuando entre en vigor, a finales del próximo mes de julio. Para ello, se están dando instrucciones a los cinco consulados que México tiene en ese estado, añadió Espinosa. La canciller explicó que durante la visita que Calderón realizará la próxima semana a Estados Unidos, tras su participación en la Cumbre Unión Europa-América Latina y el Caribe de Madrid, habrá “una reacción firme, clara y directa de rechazo y condena” a esta iniciativa. Sin embargo, afirmó que la “fuerte reacción” de México contra esta ley coincide con la postura del mandatario de Estados Unidos, Barack Obama, y otros sectores estadounidenses que cuestionan la medida. Sobre el boicot comercial contra Arizona que se prepara a través de redes sociales en México, Patricia Espinosa dijo que “lo respeta”, pero explicó que el papel del gobierno debe ser el de buscar “vías de diálogo o tomar acciones preventivas”. Afirmó que como gobierno no habrá “ningún entusiasmo” en asistir a reuniones o encuentros en Arizona, donde ya la Cancillería emitió una alerta para disuadir a los mexicanos a viajar a ese estado. La ley de Arizona, o SB1070, promulgada el pasado 23 de abril por la gobernadora republicana, Jan Brewer, convierte en delito menor la presencia ilegal en ese estado y otorga a los departamentos policiacos la autoridad de cuestionar el estatus de una persona si existe “sospecha razonable” de que es un inmigrante ilegal.

Descarga la aplicación

en google play en google play