Escúchenos en línea

Lanzan programa para familias de inmigrantes de Guatemala

Chicago. Notimex. | 1 de Septiembre de 2010 a las 00:00
Inmigrantes actúan como garantes en un programa experimental de préstamos a familiares que viven en Guatemala, que realiza el Instituto William Davidson de la Universidad de Michigan y la empresa Microfinance International Corporation. El programa, financiado por la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID), inició con el apoyo a una familia granjera, en la población guatemalteca de Comitancillo. Esta familia recibió el respaldo de un hermano inmigrante de la madre que trabaja en territorio estadounidense, según difundió la institución en una publicación interna. Romelia Pablo, madre de cuatro hijos, fue la primera beneficiaria de este programa, debido a que su hermano puso cinco mil quetzales en una cuenta compartida con ella en la cooperativa local de crédito, la cual posteriormente le extendió un préstamo de nueve mil 900 quetzales (mil 200 dólares) por doce meses. La mujer no era candidata a un crédito en ninguna institución formal debido a la falta de un empleo o una cuenta bancaria que la respaldara, pero este pequeño préstamo le dará la oportunidad de generar ingreso para su familia. Romelia usó parte del dinero que recibió para reparar un techo con goteras, y el resto en comprar ganado. "Usé el dinero para comprar una vaca, un cerdo, algunos pollos que voy a criar en mi granja y con lo que consiga en este negocio voy a darles de comer a mis hijos, a llevarlos al médico cuando estén enfermos, comprarles libros escolares y lápices para que escriban”, señaló. "La vida en las aldeas remotas de Guatemala es muy difícil y la pobreza es generalizada. Hay pocas oportunidades de trabajo para que los aldeanos como ella se ganen la vida”, señaló la publicación de la UM. “La mayoría de los pobladores trabajan una granja y tienen el ganado suficiente para sustentarse pero es poco el saldo que les queda tras la dura labor”, indicó. “Voy a engordar al cerdo por cinco meses y después lo llevaré a vender al mercado y puedo usar la ganancia para pagar el préstamo y comprar otros dos cerdos”, destacó el plan de Romelia con el que obtuvo el préstamo. “La vaca y los pollos me darán leche, queso y huevos para mis hijos y lo que sobre lo llevaré todos los días a ofrecer al mercado. Puedo conseguir buenos precios porque son productos frescos”, añadíó. El Instituto Wiliam Davidson, creado en 1992 dentro de la Facultad de Negocios de la UM, espera otorgar otros pequeños préstamos similares en locaciones pobres de Guatemala, a solicitud de los mismos inmigrantes que presentarán sus propuestas de garantías para beneficiar a sus familias.

Descarga la aplicación

en google play en google play