Escúchenos en línea

Gobernador Texas critica falta liderazgo Obama para reforma migratoria

Dallas. EFE. | 14 de Septiembre de 2010 a las 00:00
El gobernador de Texas, Rick Perry, criticó la falta de liderazgo del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, para afrontar una reforma migratoria, en medio de la violencia que se registra la frontera con México. En una entrevista con Efe, Perry señaló que la falta de seguridad en la frontera ha deteriorado el comercio de Texas con México. "La inmigración indocumentada a través de la frontera no es nada nuevo, ha existido por muchas décadas. Lo que sí es nuevo es que los carteles mexicanos financian y utilizan al tráfico de humanos para pagar sus operaciones y pasar droga a Texas", dijo Perry. "Es un nuevo fenómeno y son los narcotraficantes los que están creando una nueva modalidad migratoria. Hay que reforzar la seguridad en la frontera con más efectivos y con tecnología de punta como aviones no tripulados con visión nocturna y sistemas de detectores térmicos", agregó. La lucha entre los carteles de la droga por las rutas de contrabando y con el Ejército mexicano ha provocado alrededor de 28.000 muertes desde diciembre de 2006, cuando llegó Felipe Calderón llegó a la Presidencia de México. Perry dijo que al lograr un mayor control de la frontera, entonces se sentará a debatir y discutir intelectualmente las mejores alternativas para implementar una política migratoria "y decidir a quién se le debe otorgar permiso para entrar y salir del país". "Apoyo la inmigración, siempre que sea legal, porque la frontera debe ser una puerta para el comercio con México, nuestro socio más importante", agregó. Perry explicó que ha solicitado al Gobierno federal 1.000 soldados de la Guardia Nacional para proteger la frontera, aunque señaló que en realidad se necesita un mínimo de 3.000. Considerado como uno de los gobernadores más críticos al Gobierno de Barack Obama, Perry reprendió al Gobierno federal por no asumir su responsabilidad en el objetivo de aprobar una reforma migratoria. "Hay inversionistas que no quieren correr el riesgo en Texas porque no saben qué es lo que el Gobierno federal nos depara. En los últimos 16 meses, y también antes de este Gobierno, Washington no ha sabido administrar sus fondos como debería en plena crisis económica", criticó. Sobre la posibilidad de que en Texas se proponga una ley antiinmigrante parecida a la SB1070 de Arizona, Perry manifestó que aunque respeta la soberanía de otros estados, vetaría una acción similar porque "no se ajusta a las necesidades de Texas". Perry afirmó que aunque está en desacuerdo con la SB1070 en general, si acepta algunas cláusulas como la que prohíbe políticas municipales que protegen a los inmigrantes indocumentados en las llamadas "ciudades santuario". Perry postula actualmente para la reelección a la gobernación y tiene como contrincante al demócrata y ex alcalde de Houston Bill White.

Descarga la aplicación

en google play en google play