Escúchenos en línea

Revista inglesa dice que Ortega ocupa política del zig-zag

Informe Pastrán. | 16 de Octubre de 2007 a las 00:00
La revista inglesa "The Economist", asegura que el Presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, tiene la gran oportunidad de reconstruir Nicaragua y no volver a los errores del pasado. Un análisis de "The Economist" refleja que durante la campaña electoral del 2006, Ortega se montó sobre una plataforma de la unidad y la moderación, "pero su conducta en el gobierno ha sido errática y oportunista". Destaca que de la histórica Dirección Nacional del FSLN, de nueve miembros, solamente dos están con él y su esposa, Rosario Murillo, es ahora su asesora más influyente. Recuerda que en nueve meses en el cargo, cuatro ministros, así como numerosos funcionarios subalternos, han sido despedidos por hablar fuera de turno. El analista Manuel Ortega Heg dijo a "The Economist" que los programas sociales del gobierno sandinista están diseñadas "para crear y mantener una base electoral", en lugar de ayudar a los pobres. Y para pelearse con viejos amigos Ortega recurre a Hugo Chávez y ha dado la bienvenida al presidente de Irán, Mahmoud Ahmadinejad, quien ha ofrecido 350 millones de dólares para un nuevo puerto. "The Economist" asegura que Ortega se ha aliado con los reaccionarios en el propio hogar, como la Iglesia Católica . Para neutralizar la oposición de la iglesia católica, que ha respaldado firmemente una ley que prohíbe todos los abortos, incluso cuando la vida de la madre está en peligro. "Otro aliado es Arnoldo Alemán, un derechista ex presidente condenado por corrupción que aún controla una facción del Partido Liberal. Los dos hombres están a favor de una reforma constitucional para crear un sistema parlamentario, los opositores dicen que es un dispositivo para que puedan compartir el poder indefinidamente", asegura. Incluso, observa un cambio en la Embajada de Estados Unidos en Managua, valga decir el Departamento de Estado, que antes eran críticos y hasta hicieron campaña contra Ortega y el FSLN, y ahora dicen que las relaciones diplomáticas están en su mejor momento. "The Economist" observa que mientras Ortega llegaba a la ONU con un discurso al estilo de Ernesto "Che" Guevara, contra el capitalismo imperialista, días después firmó un acuerdo con el principal representante de ese capitalismo, el Fondo Monetario Internacional. "The Economist" destaca que Ortega se mantendrá con el discurso del zigzag de acuerdo a lo que dependa y necesite.

Descarga la aplicación

en google play en google play