Escúchenos en línea

Arizona sancionará a los que empleen indocumentados

Phoenix. AFP. | 26 de Mayo de 2011 a las 00:00
Las autoridades de Arizona recibieron un fuerte espaldarazo judicial de cara al debate neurálgico que pretende dar respecto a la inmigración. La decisión favorable que adoptó la Corte Suprema sobre la regulación de las empresas que empleen indocumentados les permite imaginar que la controvertida norma SB 1070 podría correr con la misma posibilidad cuando decidan elevar el caso hasta esa instancia. Con cinco votos contra tres, la más alta jurisdicción de los Estados Unidos determinó que "las medidas de supresión de una licencia (empresarial en Arizona) no entran en conflicto con la ley federal". La ley federal sobre Inmigración votada en 1986 "reserva el derecho a los Estados de imponer sanciones a los empleadores que contratan a trabajadores ilegales", explicó el fallo. Según añadieron los jueces que la apoyaron, "al ejercer ese derecho, Arizona escogió la mejor vía para no contradecir la ley federal". El Congreso estadounidense había confiado a las autoridades federales en 1986 la responsabilidad de castigar a los empresarios que contrataran a indocumentados con multas o sanciones penales, pero Arizona decidió ahora aplicar la medida más drástica, no prohibida por lo decidido por los legisladores: la supresión pura y simple de la licencia de actividad. "No puedo creer que el Congreso tuviera la intención (en 1986) de dejar a los 50 estados implementar sus propios procedimientos de control a la hora de decidir si los empresarios empleaban a extranjeros indocumentados", se quejó una de las jueces que votaron en minoría y en sentido negativo, la hispana Sonia Sotomayor. La norma que pena la contratación de inmigrantes indocumentados fue aprobada en 2007. Tres años después, ese estado promulgó la ley SB 1070, que por primera vez en la historia del país declaraba la inmigración ilegal un delito estadual. Esa norma, que despertó la polémica en varios ámbitos e incluso fue rechazada por el gobierno federal, fue parcialmente revocada por un juez, que declaró ilegal que la policía de Arizona pueda comprobar el estatuto migratorio de un sospechoso. Pero la gobernadora Jan Brewer ya anunció que llevará el caso a la Corte Suprema. Unos 8 millones de inmigrantes ilegales trabajan en los Estados Unidos, lo que representa un 5,7% del total de la fuerza laboral del país, según estimaciones del Centro Hispano Pew. En Arizona los trabajadores indocumentados ascienden a 230 mil aproximadamente, un 7,4% del total de la fuerza laboral en el estado (unos 3,1 millones de personas).

Descarga la aplicación

en google play en google play