Escúchenos en línea

Lago de Ilopango en El Salvador será desaguado

Agencia AFP. Desde San Salvador. | 2 de Marzo de 2007 a las 00:00
El ministro salvadoreño de Obras Públicas, Jorge Nieto, aseguró que se ha iniciado la evacuación de unos 75 millones de metros cúbicos de agua del lago de Ilopango, 15 Km. al este de la capital, cuyo desagüe natural fue bloqueado por derrumbes en los dos terremotos ocurridos en 2001. "El lago de Ilopango va a ser desaguado poco a poco, estamos abriendo las compuertas del desagüe desde hace una semana y se está evacuando agua a razón de 10 metros cúbicos por segundo, lo cual va a permitir que en un lapso de dos meses podamos tener los niveles aceptables en el lago", aseguró Nieto en un discurso al inaugurar una jornada de limpieza en sus orillas. Durante los dos terremotos que sacudieron El Salvador el 13 de enero y 13 de febrero de 2001, el cauce del llamado río Desagüe que servía al lago de Ilopango como canal natural de evacuación de sus aguas fue bloqueado por gigantescos derrumbes de tierra y árboles. Desde entonces el nivel del agua comenzó a subir, inundando lentamente zonas utilizadas para cultivos y otras donde se encontraban viviendas y pequeños comercios en un turicentro ubicado en los alrededores. Nieto recordó que evacuar agua del lago era necesario y "urgente" por cuanto con la llegada de la estación de lluvias, en mayo, existía "un riesgo de que el lago siguiera afectando a los habitantes en sus orillas". Para poder evacuar el excedente de agua en el lago de Ilopango, el Ministerio de Obras Públicas (MOP) tuvo que abrir un canal de dos kilómetros en el lugar donde corría el cauce del río Desagüe. La construcción del canal implicó la remoción de 500.000 metros cúbicos de tierra caída durante los terremotos. El 13 de enero de 2001, El Salvador fue sacudido por un violento terremoto de 7,6 grados Richter que devastó el país y dejó 944 muertos, 5.565 lesionados, la destrucción total de 108.261 viviendas y daños en otras 169.692. Un mes después, el 13 de febrero de 2001, la región central de El Salvador fue destruida por un segundo terremoto de 6,6 grados en la escala de Richter, por lo que la cifra total de fallecidos pasó a 1.250 y las pérdidas económicas alcanzaron los 1.603,8 millones de dólares, según la Comisión Económica para América Latina (CEPAL).

Descarga la aplicación

en google play en google play