Escúchenos en línea

Caen policías guatemaltecos acusados por secuestro

Ciudad Guatemala. Prensa Libre. | 15 de Octubre de 2011 a las 00:00
Un operativo efectuado por el Comando Antisecuestros de la Policía Nacional Civil (PNC) terminó el jueves en la madrugada con un enfrentamiento entre agentes y una banda de secuestradores integrada por policías y civiles. El hecho ocurrió en el kilómetro 157 de la ruta a las playas de El Semillero, Tiquisate, Escuintla. Durante el operativo murió Carlos Enrique Torres Ortiz, 35, residente de Santa Bárbara, quien conducía el auto donde viajaba la banda. Fueron detenidos César Alexánder Orozco Blanco, 28; Víctor Salvador Vides Alvarado, 32; el subinspector de la PNC Juan Francisco Vaquín Pinzón, 37, y los agentes José Armando Coy Pirir, 26, y Dereck Abimelek López Pichiyá, 24. Los tres policías estaban de servicio en la Subestación de la PNC de Tiquisate. El hecho Hace ocho días esa banda plagió al empresario y finquero Juan Francisco Fumagalli Menegazzo, de 33 años, en una finca de Santa Bárbara, Suchitepéquez. Según Rony López, fiscal contra el Crimen Organizado, Fumagalli Menegazzo fue plagiado el sábado 8 de octubre último, cuando viajaba con su padre, Francisco Fumagalli, y un empleado de estos. “Cuando la familia se enteró de lo ocurrido, lo reportaron a la PNC y al Ministerio Público (MP). Con la información se tomaron precauciones especiales para coordinar el rescate”, dijo López. Afirmó que esta gavilla está sindicada de operar en el sector y de dedicarse a robar y asaltar. Coordinación Luego de que se recibió la primera llamada, en la cual los plagiarios exigían el pago, las autoridades coordinaron con la familia Fumagalli Menegazzo. Según el viceministro de Gobernación, Mario Castañeda, desde el día del secuestro comenzaron a investigar la forma en que operaba la banda. Mientras eso ocurría, un asesor del Comando Antisecuestros de la División Especializada en Investigaciones Criminales (Deic), se encargaba de asesorar a la familia para que mantuviera la comunicación con el grupo. Las investigaciones de la PNC y el MP determinaron que los supuestos plagiarios tenían a una persona que les informaba de los movimientos de la familia de la víctima, y se sospecha que entre los integrantes hay vecinos de Santa Bárbara, quienes habrían participado en el secuestro. Capturas Las negociaciones entre los malhechores y la familia finalizaron con un pago de Q40 mil 500 por la liberación del empresario, en la ruta a las playas de El Semillero. Los investigadores siguieron al vehículo en el que se conducían los presuntos secuestradores luego de que recogieran el rescate, hasta que los localizaron en la citada ruta, donde se originó la balacera. En las pesquisas se descubrió que Vaquín Pinzón, a quien en la banda era conocido como el Comisario, fue quien, en apariencia, negoció el pago del rescate. El subinspector había sido removido de la subestación, pero no acató la instrucción. La Policía también confirmó que los agentes tenían a su cargo el autopatrulla ESC-059 y aparentemente se dedicaban a dar seguridad a la banda, para que pudiera efectuar sus fechorías. La Policía montó un operativo en el lugar donde fue liberado el finquero Fumagalli Menegazo, donde descubrió que quienes recogieron el dinero fueron el subinspector Vaquín Pinzón y los agentes Coy Pirir y López Pichiyá. Además, confirmó a través del sistema GPS —sistema de posicionamiento global, en inglés— instalado en la unidad policial y otros indicios, que los tres agentes forman parte de la gavilla. Fortaleza Verónica Godoy, de la Instancia de Monitoreo y Apoyo a la Seguridad Pública, informó que en la PNC hay situaciones anómalas que no han sido resueltas, por lo que surgen estructuras paralelas como esta. Según ella, es necesario fortelecer la institución con sistemas de control, los cuales empiezan con la selección del personal que aspira a ingresar en la Academia de la Policía; siguen la supervisión, el control y la investigación de la Oficina de Asuntos Internos. “Es importante fortalecer la Inspectoría, con contrainteligencia, para que se aborde todo el problema y se desmantele a esos grupos dentro de la institución”, refirió Godoy. A su juicio, “es importante que los tres agentes hayan sido detenidos, pero más que se investigue si no hay más efectivos involucrados en bandas”. Publicación A finales de septiembre recién pasado Prensa Libre publicó un reportaje en que se evidenció que varios autopatrullas se dedican a extorsionar en el kilómetro 189 de la ruta a Retalhuleu. En esa oportunidad se identificó como responsables a los agentes a bordo de la unidad REU-028. Automovilistas que recorren la ruta al Pacífico también denunciaron a los agentes del autopatrulla ESC-076, que opera entre los kilómetros 88 y 102, de Santa Lucía Cotzumalguapa y Siquinilá, Escuintla. En ningún de los casos se supo que los agentes fueran investigados. Según la Inspectoría General de la PNC, desde el 2008 a la fecha han sido detenidos 209 policías, sindicados de varios delitos.

Descarga la aplicación

en google play en google play