Escúchenos en línea

Declaran rebeldía para exdictador guatemalteco

Ciudad Guatemala. PL. | 17 de Octubre de 2011 a las 00:00
La justicia guatemalteca declaró este lunes en rebeldía al exdictador Oscar Mejía Víctores tras numerosas gestiones para ubicarlo por tener en su contra una orden de captura para responder por acusaciones de genocidio. Una jueza encargada de casos de alto impacto dictó la resolución al ser infructuosas numerosas operaciones de la policía y el Ministerio Público (MP) para tratar de hallar y detener al ex jefe de Estado (1983-1985). Al exgeneral Mejía Víctores le imputan el delito de genocidio cuando fungía como ministro de la Defensa antes de protagonizar una asonada al también general golpista Efraín Ríos Montt. De acuerdo con la acusación del MP, el buscado fue autor de los planes castrenses Víctoria 82, Sofía, Firmeza 83 y Operación Ixil para acabar con la guerrilla y sus bases de apoyo durante el conflicto armado interno (1960-1996). Las incursiones militares resultaron reflejo de la política de tierra arrasada enarbolada oficialmente por el Ejército, y avalada por los gobernantes, mediante la cual los efectivos de esa fuerza cometieron innumerables masacres contra los pueblos indígenas. Idéntica orden de captura pesa sobre el exgeneral Luis Enrique Mendoza, quien fuera viceministro de la Defensa en la misma época, también prófugo de la justicia, y contra Mauricio Rodríguez, un exoficial de inteligencia de alto rango ya arrestado. En junio pasado fue aprehendido el exgeneral Héctor Mario López, entonces jefe del Estado Mayor de la Defensa durante el gobierno de facto de Ríos Montt, éste ahora líder del partido Frente Republicano Guatemalteco y a quien le achacan desmanes similares. López aún no es procesado porque la defensa argumenta su padecimiento de cáncer, y una audiencia señalada para el centro médico militar, donde está recluido bajo custodia, fue suspendida el pasado viernes por supuesta inconciencia del sujeto. Durante la guerra en esta nación perdieron la vida unas 250 mil personas, de ellas alrededor de 45 mil detenidas y posteriormente desaparecidas, la inmensa mayoría fue producto de los planes genocidas del Ejército, los paramilitares y las fuerzas policiales.

Descarga la aplicación

en google play en google play