Escúchenos en línea

Tribunal Ambiental lanza alarma sobre destrucción ambiental en Pacífico Sur tico

San José. Neotrópica.org/elpais.cr | 26 de Octubre de 2011 a las 00:00
Cultivos agrícolas mal manejados y actividades constructivas e inmobiliarias son las principales causas de gran cantidad de infracciones ambientales detectadas por el Tribunal Ambiental Administrativo (TAA), en Sierpe de Osa, en el Pacífico sur de Costa Rica. En rueda de prensa, la Fundación Neotrópica aportó datos del Proyecto Ecoticos para dimensionar la pérdida por servicios ambientales en la zona. Además, una voz de alerta fue lanzada por el TAA, luego de la reciente Barrida Ambiental realizada en el Humedal Nacional Térraba - Sierpe (HNTS) y sus alrededores. El TAA detectó casos de personas físicas y jurídicas que están desecando humedales, invadiendo áreas de protección del río Sierpe y otros cuerpos de agua, haciendo quema y corta de árboles para expandir cultivos agrícolas, eliminando bosque para proyectos inmobiliarios, contaminando cuerpos de agua y generando una gran sedimentación. También están destruyendo manglares y afectando corredores biológicos. El Tribunal Ambiental inspeccionó un total de 16 casos de daño ambiental durante una barrida realizada recientemente en la zona de Sierpe de Osa, del 29 de agosto al 2 de setiembre del 2011. Los casos son representativos de muchos y diversos problemas ambientales que se están produciendo y están siendo recurrentes dentro del Humedal Nacional Térraba - Sierpe así como en sus alrededores: la Reserva Forestal Golfo Dulce, Ciudad Cortés, Palmar y Los Mogos en la Península de Osa. La mayoría de los casos corresponden a afectaciones de humedales, bosques y manglares con fines agrícolas mal manejados , especialmente para cultivos de arroz, palma africana y caña, así como para cría de ganado, informó José Lino Chaves, Presidente del Tribunal Ambiental. Chaves detalló que los casos investigados por estas razones son los de Finca de la Asociación Agrícola Canaán (Los Zacarianos), Agropecuaria Pavón, Asociación Solidarista de Empleados de Palma Tica (ASOPATICO), y finqueros como David Núñez, Víctor López, Aubrey Webb D´León y Víctor León Beita. En segundo lugar de afectación se ubican los proyectos inmobiliarios o construcciones. Los casos investigados en esta categoría son: Proyecto Los Delfines, Osa Mountain Village, Renaciendo en el Cerro Paraguas, Sierpe del Pacífico, Vista La Palma y Finca La Florida. En el caso de actividades agrícolas, se detectaron arrozales que llegan hasta las márgenes de los ríos, sin dejar ni un metro de zona de protección, vegetación arrasada para la siembra de palma africana, humedales desecados y manglares destruidos para extender cultivos agrícolas, fumigación que contamina las aguas y afecta la vegetación, así como corta y quema de árboles, entre las afectaciones ambientales más serias. En cuanto a los principales daños ocasionados por la actividad constructiva puede señalarse la eliminación de bosques, la afectación de manglares, la sedimentación del río Sierpe y otros afluentes, el soterramiento y desecación de humedales y la invasión de áreas de protección de ríos y manglares. Según Bernardo Aguilar, director de Fundación Neotrópica, "este humedal contribuye anualmente con un monto entre $12.000 y $102.000 por hectárea en servicios ambientales, que benefician a las comunidades locales, al país y al mundo". Aguilar indicó que según datos del proyecto Ecoticos, "estos servicios ambientales incluyen beneficios como la protección contra inundaciones, aporte que se vuelve tan tangible y vital en nuestro país, especialmente en esta época del año". La laguna Sierpe también en peligro Uno de los casos que más preocupa al Tribunal Ambiental es el de la afectación de la Laguna de Sierpe , que está siendo acosada por construcciones en su margen y por cultivos que ya se ubican aproximadamente a un kilómetro del espejo de agua. El espejo de agua de la Laguna Sierpe luce cada vez más reducido en las fotografías aéreas que ha venido tomando el Tribunal Ambiental. Dos puentes y el sedimento proveniente de otras obras de infraestructura, que obstruyen el flujo de agua en la entrada principal de la laguna parecen ser los responsables de este problema, lo mismo que la afectación del ecosistema hídrico alrededor de la laguna, que se está viendo afectado por cultivos muy cercanos a este cuerpo de agua. En este sector, el TAA tiene intervenido el proyecto Renaciendo en el Cerro Paraguas (Muriseca S.A.), que fue paralizado desde el año 2008. Sin embargo, las obras en cauce que se realizaron para dar acceso a este proyecto (concretamente dos puentes), así como el sedimento proveniente del camino construido y de una casa de habitación que ya estaba avanzada en un 40%, parecen estarle pasando factura a la laguna con el tiempo. También es preocupante la cantidad de cultivos y actividades agrícolas que se están estableciendo cada vez más cerca de la laguna de Sierpe (a escaso 1 kilómetro aproximadamente). Urge detener el daño ambiental en Sierpe El Presidente del Tribunal Ambiental, José Lino Chaves, está haciendo un llamado de alerta a las autoridades nacionales, incluyendo el MINAET, para que se ponga atención y se frene la destrucción ambiental dentro y fuera del Humedal Nacional Térraba-Sierpe. "Costa Rica no se puede dar el lujo de deteriorar un humedal tan importante", recalcó Chaves. Un criterio similar expresó Aguilar, quien advirtió que "sólo mediante la combinación de la acción estatal por medio del Plan de Manejo del HNTS, la vigilancia del TAA, la acción de las organizaciones no gubernamentales y el involucramiento directo de las comunidades se puede lograr la sostenibilidad de este humedal, esencial para las metas de conservación y carbono neutralidad del país". Aguilar concluyó que "Iniciativas como el Proyecto Ecoticos, que combinaron los esfuerzos de varios de estos sectores, demuestran que esa sostenibilidad puede generar una mejor calidad de vida para los pobladores del Pacífico sur costarricense".

Descarga la aplicación

en google play en google play