Escúchenos en línea

Militarizan Penitenciaría Nacional de Honduras tras violento motín de reos

Tegucigalpa. Telesur. | 4 de Agosto de 2013 a las 16:14

El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, ordenó militarizar la Penitenciaría Nacional, principal prisión del país, luego de que en ese establecimiento se registrara un motín que dejó a tres personas fallecidas y otras 12 heridas (entre ellas tres oficiales de la policía).

A través de un comunicado leído por el ministro de Comunicación, Miguel Ángel Bonilla, el mandatario ordenó a las Fuerzas Armadas de ese país apoyar a las autoridades penitenciarias, para “terminar el reinado de la delincuencia en el sistema carcelario, que ha hecho mucho daño a nuestra sociedad”.

El portal de noticias RT reseñó este domingo que el Gobierno de ese país centroamericano declaró la emergencia en ese centro penitenciario, pero esta información no ha sido confirmada.

Este viernes en esa penitenciaría se produjo un enfrentamiento entre pandillas Según fuentes oficiales, “pandilleros de La 18 se enfrentaron a tiros con reos comunes” en la Penitenciaría Nacional Marco Aurelio Soto, que alberga a tres mil 351 reos.

Fuentes policiales que pidieron no ser identificados dijeron que el enfrentamiento comenzó “cuando un reo del módulo Casa Blanca, donde están los prisioneros comunes, apuntó desde su celda con un arma de fuego a un pandillero, que estaba en un recinto cercano, lo que provocó la reacción violenta de los mareros (pandilleros), que sacaron por lo menos dos fusiles AK y dispararon”.

Por su parte, el director de centros penitenciarios, José Simeón Flores, señaló que según los pandilleros "usaron fusiles AK, para defenderse de otros prisioneros". La policía también detonó dos granadas de fragmentación que encontró en la celda de los reos comunes.

La víspera, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) divulgó un informe en que el que advierte que las cárceles de Honduras están prácticamente bajo el control de los presos.

El estudio de la Comisión determinó que las 24 prisiones hondureñas han sido abandonadas por los gobiernos, lo que ha traído como consecuencia la delegación de facto de la administración de las cárceles a los reos por medio de la figura de los coordinadores, que sancionan a los reclusos y son elegidos cada cierto tiempo por los mismos presos.

El mandatario también solicitó a los miembros del Consejo Nacional de Defensa y Seguridad que para su próxima reunión, prevista para este domingo, que presenten aportes “encaminados a dar una solución integral al problema de las cárceles hondureñas”.


Descarga la aplicación

en google play en google play