Escúchenos en línea

Cardenal hondureño condena flagelo de la extorsión en su país

Tegucigalpa. EFE. | 11 de Agosto de 2013 a las 15:15

El cardenal hondureño Óscar Andrés Rodríguez condenó el flagelo de la extorsión en su país y señaló que "no es posible que nos derroten un pequeño grupo de criminales".

Los hondureños "debemos unirnos contra la violencia", dijo el prelado al ser consultado sobre los ataques de supuestos pandilleros registrados este sábado en San Pedro Sula, norte del país, contra un comerciante y un propietario de un autobús que se negaron a pagar extorsiones, y dejaron cinco muertos.

Los pandilleros, a quienes se les atribuyen las extorsiones en Honduras, "necesitan educación moral y aprender a respetar la vida, que es sagrada y sólo le pertenece a Dios", subrayó Rodríguez.

La violencia "sólo produce violencia", destacó tras pedir a los delincuentes que dejen de causar "terror" en Honduras.

El chófer de un autobús del transporte urbano y su ayudante murieron carbonizados el sábado luego de que supuestos pandilleros lo incendiaron en venganza porque el dueño del vehículo no quiso pagar extorsiones, conocido también como "impuesto de guerra".

Ese mismo día, tres personas fallecieron, entre ellas un menor de edad, en un ataque a tiros de supuestos pandilleros contra un comerciante que también se negó a pagar extorsiones.

Según cifras del estatal Comisionado de los Derechos Humanos, en 2012 al menos 84 taxistas murieron violentamente y 15 resultaron con heridas de gravedad en hechos relacionados principalmente con el cobro de extorsiones.


Descarga la aplicación

en google play en google play