Escúchenos en línea

Indígenas panameños acusan de abuso a jefe de servicio de fronteras

Ciudad Panamá. PL. | 11 de Agosto de 2013 a las 15:18

Una denuncia por abuso de autoridad contra del director del Servicio Nacional de Fronteras (Senafront) de Panamá, Frank Ábrego, fue presentada el domingo por el abogado de indígenas Wounnan, Héctor Huertas.

El letrado dijo que el pasado 4 de agosto fueron devueltos a Colombia 13 ciudadanos de ese país que llegaron a Biroquerá, Darién, pidiendo refugio, pero el comisionado del Senafront se los negó.

De acuerdo con Huertas, los colombianos llegaron procedentes de la comunidad de río San Juan, huyendo de la violencia en su país y aunque pidieron refugio, Senafront los devolvió a su país aún cuando esas personas son indígenas de la etnia Wounnan, y tienen familiares panameños en Biroquerá.

Entre los afectados hay seis menores de edad y siete adultos, incluida una mujer embarazada.

Según el abogado, mientras el Gobierno concede asilo a otras personas que no son perseguidas, se las niega a indígenas de una etnia panameña.

Para Huertas, las autoridades indígenas de Biroquerá le comunicaron a Moreno y al personal de Senafront que los 13 colombianos estaban solicitando refugio, pero rehusaron hacer los trámites y entrevistas respectivas, violando el estatuto de los Refugiados, aprobado por la Ley 5 de 1978.

Al respecto, Ábrego explicó que acudieron al lugar ante un reporte de que había indocumentados, por lo que los colombianos fueron puestos a órdenes de Migración.

Agregó que esta entidad, luego de coordinar con las autoridades colombianas, ordenó devolverlos a su país de origen.

Manifestó que Senafront solo participó en la operación para devolverlos a Colombia, pues no se trató de una deportación.


Descarga la aplicación

en google play en google play