Escúchenos en línea

Lobo defiende apoyo del Ejército de la Policía hondureña

Tegucigalpa. Agencia PL. | 15 de Agosto de 2013 a las 14:37

El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, defendió el apoyo de las Fuerzas Armadas a la Policía Nacional, cuando varios candidatos presidenciales y defensores de los derechos humanos se oponen a esa medida.

En conferencia de prensa realizada la víspera en el departamento norteño de Santa Bárbara, el mandatario consideró que sin la ayuda del Ejército será imposible detener el incremento de las muertes violentas a causa de la imperante delincuencia.

Con esas declaraciones, respondió a algunos candidatos presidenciales que se oponen a una militarización de la policía, así como a grupos defensores de derechos humanos que han formado un frente ante la iniciativa.

Para el candidato presidencial del Partido Anticorrupción, Salvador Nasralla, la conformación de la Policía Militar tiene la intención de reprimir al pueblo luego de finalizar las elecciones generales del 24 de noviembre próximo.

Sin embargo, según el jefe de Estado, aunque a muchos no les guste desde el punto de vista esquemático o doctrinario, para reducir los niveles de violencia es fundamental el acompañamiento de las Fuerzas Armadas en las tareas policiales.

Promovido por el titular del Congreso Nacional de Honduras, Juan Orlando Hernández, el plan de la Policía Militar establece que unos 30 mil efectivos en reserva del Ejército conformen esa fuerza con el objetivo de atacar la violencia y criminalidad.

Ante esa propuesta, el Comisionado de Derechos Humanos del país, Ramón Custodio, consideró que el propósito del líder parlamentario y aspirante presidencial es militarizar la seguridad pública, lo cual ha sido rechazado en muchas ocasiones.

Por su parte, el vicepresidente del órgano legislativo unicameral, Marvin Ponce, calificó la acción de Hernández de deleznable, pues atentaría contra la seguridad pública de Honduras.

De acuerdo con el congresista, esa medida le otorgaría mucho poder a los militares, que estuvieron casi 20 años al mando del país, hasta 1980, cuando retornó a la democracia.

En tanto, Xiomara Castro de Zalaya, candidata presidencial por el Partido Libertad y Refundación, manifestó la semana pasada que de ganar los comicios los militares no seguirán colaborando con la policía en las operaciones de seguridad pública.

Hay que fortalecer y profesionalizar la Policía Nacional, los militares deben retornar a su labor de defender la soberanía y el territorio nacional, indicó la esposa del expresidente Manuel Zelaya, cuyo gobierno constitucional terminó tras un golpe de Estado en 2009.

Ya en 2011 Lobo aprobó la participación de militares en operaciones policiales, estrategia que, según diversos sectores, no ha funcionado.

Esta semana, el ministro de Seguridad, Arturo Corrales, reconoció que la Política de Estado en materia de seguridad de la actual administración no ha podido surtir los efectos que la sociedad desea.


Descarga la aplicación

en google play en google play