Escúchenos en línea

Ley tipifica el delito de «violencia simbólica» contra las mujeres en El Salvador

San José. Cerigua. | 26 de Agosto de 2013 a las 16:38

La Ley Especial Integral para una Vida Libre de Violencia contra las Mujeres tipifica la violencia económica y la violencia sexual, entre otras expresiones, sin embargo uno de los puntos más novedosos es la regulación de la violencia simbólica, aseguró Yeni Guardado, ejecutora del Área de Comunicación de la Asociación de Mujeres por la Dignidad y la Vida (Las Dignas), de El Salvador.

Indicó que es al Estado al que le corresponde garantizar a las mujeres una vida libre de violencia, sin embargo en Las Dignas se brinda seguimiento y acompañamiento a casos emblemáticos, para garantizar a las mujeres el acceso a la justicia y contribuir en la lucha contra la impunidad.

La norma fue promulgada en enero de 2012 y fue calificada por Las Dignas como un logro derivado de la lucha y el trabajo de los movimientos de mujeres en El Salvador; la representante destacó que uno de los tipos de violencia más novedosos descrita en la ley es la simbólica.

Se trata de una expresión de violencia machista que constituye un gran avance para sancionar a los individuos o a las instituciones que explotan la imagen de la mujer de forma sexista; es una de las más comunes y también más naturalizadas por la sociedad salvadoreña, añadió la profesional de la comunicación.

La violencia simbólica se expresa en los anuncios de distintos productos donde se utiliza el cuerpo de las mujeres, casi desnudo, para incentivar las ganancias; es usual que las poblaciones no reconozcan esa expresión, sin embargo la nueva ley explica de qué manera serán sancionados quienes incurran en el delito, dijo Guardado.

El sistema patriarcal y machista en el que se encuentra inmerso el Estado, alentado por la cultura y la validación de actitudes que discriminan, transgreden y excluyen a las mujeres, es una de las causas de la violencia machista, enfatizó la experta.

Yeni Guardado subrayó que la denuncia, formal y pública, es una de las estrategias más efectivas para luchar contra la impunidad; para las mujeres es difícil contar las experiencias de violencia que sufren, pero es un paso clave para romper el círculo. Mientras más mujeres cuenten sus historias, habrá otras que se atreverán a denunciar.

En El Salvador, el Centro de la Mujer (Cemujer) denunció un aumento del número de casos en ese país, al registrar 274 entre el 1 de enero y el 30 de junio de este año; otro significativo número de mujeres continúan desaparecidas.

Muchas de las mujeres asesinadas y desaparecidas tienen algún vínculo de trabajo o sentimental con miembros de las pandillas, sin embargo las autoridades salvadoreñas ven esa situación como algo "normal", según la información de Cemujer.


Descarga la aplicación

en google play en google play