Escúchenos en línea

Ex canciller de Honduras denuncia terrorismo mediático del fascismo

Caracas. Agencia PL. | 13 de Septiembre de 2013 a las 11:05

El fascismo posee varias facetas y muta acorde con las épocas hacia nuevas formas de dominación como la referente a los medios de comunicación masivos, afirmó este viernes en esta capital la excanciller hondureña Patricia Rodas.

Asistente al I Encuentro Internacional Antifascista que se celebra en Caracas a 40 años del golpe de Estado en Chile, Rodas manifestó que el fascismo "se transforma en expresiones específicas que se trasladan de ultramar hacia nuestro continente con la intención de aplastar todos los procesos de transición y transformación democrática en curso".

Para tal fin, el fascismo entonces comienza a mutar y a buscar nuevos mecanismos de dominación y de extravío mental que se correspondan a esas nuevas formas de manifestación social que van apareciendo, expresó en declaraciones a Prensa Latina.

En ese sentido, la exministra de Relaciones Exteriores del derrocado Gobierno del expresidente Manuel Zelaya hizo notar la mutación de los métodos del fascismo desde los clásicos golpes militares hacia otras vías desestabilizadoras en la actualidad como la guerra económica y sobre todo en la esfera mediática.

Tal estrategia es explicable si se entiende que con la llegada de nuevos tiempos y transformaciones sociales las armas de agresión fascistas evolucionan y se transforman cuando evolucionan y se transforman los sectores que pretenden agredir, precisó.

De ese modo, cuando vimos la bajada de las dictaduras militares ello no quiso decir que desapareciese la represión y los mecanismos de persecución, sino que esta se transformó en otras formas como la manipulación mediática, denunció.

Es así que comenzamos a recibir noticias y realidades deformadas y se empezó a inyectar prejuicios a ciudadanos de una misma sociedad que padecemos los mismos males y se profundizó en la estigmatización de lo que es diferente o de propuestas novedosas, agregó.

Incluso la política de difamación, mentira y engaño se convierte en una cultura del odio, todo eso a través de los medios de comunicación con sus respectivos mecanismos de formación de conciencia para mantener bajo su dominio del terror a sectores importantes de la población, acotó Rodas.

Añadió que la estrategia del terrorismo mediático pretende la división y desintegración social mediante el odio: "con ello se aspira a destruir ese tejido que fundamentó los Estados Nación y la necesidad de integrarnos no sólo como sociedad sino con el otro, y de reconocernos en las luchas de un continente y de nuestros próceres".

No obstante, frente a ese mal actualmente se lucha por la integración de nuestras patrias latinoamericanas, para lograr una forma de asociación continental que no sea excluyente y permita la eliminación del prejuicio y del temor como base fundadora de las grandes contradicciones que amenazan el siglo XXI, afirmó.

Al respecto, consideró vital la solidaridad continental entre los pueblos pues sólo así se podrá enfrentar con éxito al fascismo en cualquier lado que este se encuentre, acotó.


Descarga la aplicación

en google play en google play