Escúchenos en línea

CA muy vulnerable a que deuda pública se vuelva insostenible

San José. Agencia EFE. | 18 de Septiembre de 2013 a las 15:58

Centroamérica ha visto crecer su deuda pública en los últimos años hasta llegar al 34.9% de su PIB, lo que sumado a sus debilidades estructurales hacen que la región sea ahora muy vulnerable a que su nivel de endeudamiento se vuelva insostenible.

Así lo advierte el más reciente informe del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), presentado este miércoles en San José.

El economista e investigador del Icefi, Renato Vargas, explicó en una conferencia de prensa que el istmo centroamericano debe "proceder con cautela" porque está "en la misma senda de inicios de los años 80".

"Centroamérica tiene hoy un gran acceso a recursos, pero si se deja seducir por el crédito fácil lo podría pagar muy caro más adelante cuando la deuda se vuelva insostenible", enfatizó.

El promedio de deuda de la región es de 34.9% del PIB, estimado en 184 mil millones de dólares, sin embargo, hay diferencias importantes en la rapidez de endeudamiento de cada país, y en cómo invierten estos los recursos.

Costa Rica es la nación que experimenta el crecimiento más acelerado de su deuda pública, que alcanzó el 35.3% del Producto Interno Bruto (PIB) en 2012.

El estudio revela que solo entre el 2011 y 2012 el monto de la deuda costarricense pasó de representar un 30.7% a un 35.3%, del PIB, respectivamente, pero que además, solo el 1.5% de esos fondos se destina a gastos de capital, pues el resto se utiliza para los gastos corrientes del aparato estatal.

En el resto de los países del istmo centroamericano, si bien la deuda sigue aumentando, lo hace a un ritmo menor, explicó Vargas. El país centroamericano con el porcentaje más alto de endeudamiento es El Salvador (45.6%), le siguen Panamá (38.6%), Costa Rica (35.3%), Honduras (34.4%), Nicaragua (30.6%) y Guatemala (24.4%).

Para Vargas, Nicaragua y Panamá son los únicos países del área que tienen una deuda pública "sostenible". El Icefi llamó la atención sobre el uso que se le da a los recursos obtenidos a través de deuda pública, pues a excepción de Panamá, los demás países los destinan sobre todo a gastos corrientes en lugar de gastos de capital.

También se hizo énfasis en la baja carga tributaria en la región, que no supera el 16% que registra

El Salvador, lo que deja sin suficientes recursos a los Estados. La carga tributaria en Costa Rica es de 13.6%, en Guatemala es de apenas 12%; en Honduras llega a 15.4%; en Nicaragua se sitúa en 15.2% y en Panamá en un 11.6%.

"La crisis financiera y económica que inició en 2008 provocó una caída vertiginosa de la recaudación de impuestos, principalmente porque la estructura tributaria de los países de la región se basa principalmente en impuestos relacionados con el consumo, es decir, en impuestos que van de la mano con el ciclo económico", detalló Vargas.


Descarga la aplicación

en google play en google play