Escúchenos en línea

En últimos 15 años han sido asesinados más de ocho mil niños y jóvenes hondureños

Tegucigalpa. Agencia PL. | 19 de Septiembre de 2013 a las 13:41

En los últimos 15 años Honduras registró ocho mil 658 casos de muertes violentas de niños y jóvenes menores de 23 años, con patrones de ejecuciones extrajudiciales, difundieron este jueves medios locales de prensa.

Esos datos, que corresponden al período de febrero de 1998 a agosto de 2013, fueron conocidos la víspera en un informe de Casa Alianza Honduras, una organización no gubernamental para la atención y protección de niños y jóvenes que viven en situaciones de riesgo y desamparo.

Las estadísticas dadas a conocer por la institución señalan que durante los 43 meses del actual gobierno de Porfirio Lobo se reportaron tres mil 435 muertes de ese tipo, lo que representa una tasa mensual de 79,8 casos.

Solamente en agosto se reportaron 93 asesinatos, con los departamentos de Cortés y Francisco Morazán como los de más altos índices de violencia contra la niñez y juventud en el país, añade el documento, citado por el diario La Tribuna.

El promedio de edad general de las muertes es de 19 años, en el rango de edades de 0 a 17 años es de 13,7 años y en el rango de 18 a 23 es de 20,9 años, divulgó Casa Alianza.

Del total de los 93 casos registrados de muertes violentas en agosto, el 85 por ciento son niños y hombres jóvenes (79 fallecimientos), mientras que el 15 por ciento de víctimas son niñas y mujeres jóvenes (14).

La principal causa de muerte el mes pasado fueron las heridas de bala, con el 77 por ciento de los casos registrados, seguidas de los decesos ocasionados por asfixia, con el 12 por ciento.

El texto advierte sobre un incremento de asesinatos en los cuales los cuerpos se encuentran en sacos, bolsas plásticas o envueltos en sábanas donde las víctimas son estranguladas y mueren asfixiadas.

La organización no gubernamental agregó que en el 91 por ciento de los casos de agosto se desconoce la identidad del responsable de las muertes, lo que significa casi siempre impunidad para los autores materiales.

Solo en un ocho por ciento de los hechos se ha identificado al responsable, entre los cuales están guardias de seguridad privada y miembros de la Policía Nacional.

La situación de la seguridad es uno de los principales problemas de Honduras, un país que cerró 2012 con una tasa de homicidios de 85,5 por cada 100 mil habitantes, como consecuencia del fallecimiento por causas externas de siete mil 172 personas.


Descarga la aplicación

en google play en google play