Escúchenos en línea

Dos muertos en Tegucigalpa y Santa Bárbara por torrenciales aguaceros

Tegucigalpa, Honduras. La Prensa de Honduras. | 20 de Septiembre de 2013 a las 12:41

Dos personas muertas y decenas de viviendas inundadas y dañadas por derrumbes es el saldo de fuertes lluvias que afectaron el jueves a Honduras, informaron los bomberos.

"Tenemos dos personas muertas, una estudiante en la capital y un señor de 65 años en San Marcos", departamento de Santa Bárbara, unos 270 km al noroeste de la capital, informó a la AFP el portavoz de los bomberos Oscar Triminio.

Scarleth Fabiola Arita Salgado, alumna del instituto José Pineda Gómez, de la colonia La Joya, caminaba por la calle junto a un compañero cuando fue arrastrada por la embravecida corriente en que se convirtió la arteria vial.

Añadió que entre las zonas más afectadas por derrumbes en la capital están las colonias Izaguirre (noreste) y Flor del Campo (suroeste).

"En la Izaguirre se dañaron 20 viviendas y fueron afectadas 300 familias", precisó. Las lluvias provocaron inundaciones en toda la ciudad, de un millón de habitantes, y calles y bulevares se convirtieron virtualmente en ríos que en algunos sitios arrastraron todo tipo de objetos, incluidos vehículos.

La estatal Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), que registra oficialmente 22 muertos desde que comenzaron la lluvias en mayo, declaró alerta amarilla (preventiva) en la capital.

A la vez solicitó a los comités de emergencia locales "proceder de inmediato a realizar evacuaciones preventivas de los lugares que enfrentan mayor riesgo de inundaciones, deslaves y derrumbes".

"La ciudadanía en general debe colaborar con los organismos de socorro en el sentido de evacuar su domicilio ante cualquier señal de riesgo (...) y vigilar el entorno de las viviendas sobre todo aquellas rodeadas de muros o edificadas en ladera", advirtió el organismo.

De acuerdo con el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) las lluvias continuarán en los próximos días puesto que la temporada de lluvias se prolongará hasta finales de noviembre.

Pánico colectivo

La amenaza destructora del derrumbe en la calle Goascorán, de la colonia Izaguirre, generó pánico, zozobra y mucha incertidumbre en las 50 familias que están en riesgo.

Las lluvias desataron un caos en el sector, adonde el drama, el llanto y la angustia eran parte de la aterradora escena que se vivió en la emergencia, al grado que los elementos del Cuerpo de Bomberos determinaron evacuarlas.

Guadalupe Salgado, en medio del llanto y el dolor de perder su vivienda, gritaba pidiendo auxilio a Dios, ante la mirada absorta de sus vecinos.

Su vivienda, al igual que la de su vecino, presentaba enormes rajaduras de las paredes y amenazaban con sucumbir.

Hilaria Zepeda reclamó una y otra vez a las autoridades municipales que solicitaron ayuda y nunca recibieron ningún tipo de respuesta.

A la fecha ya suman cinco las viviendas que se pierden en el sector debido a una falla que se mantiene activa.

El gerente del Codem, Luis Urrutia, develó que el fenómeno se está extendiendo, lo que podría afectar más de un centenar de casas en la zona. Arrastrados por el dolor y la impotencia por causa del deslizamiento, los vecinos acusan a las autoridades municipales de no haber apoyado en ninguna forma para evitar que la tragedia continuara.

Desastres

Los derrumbes y deslizamientos dejaron sin hogar a varias familias en diferentes puntos de la capital.

En la colonia Espíritu Santo, una casa sucumbió ante los constantes movimientos del suelo.

El mismo cuadro se repitió en la colonia Santa Cecilia, adonde un derrumbe destruyó la vivienda de Erlinda Álvarez, quien salió ilesa del desastre con sus tres hijos y su esposo, ya que se encontraban en el patio observando la tormenta.

En la colonia 14 de Marzo, unas cinco casas resultaron inundadas por el desbordamiento de una quebrada que rodea la comunidad. En el bulevar Fuerzas Armadas, una roca cayó sobre el carro del joven Jorge Mauricio Cárdenas, quien se conducía con dos acompañantes por la colonia El Progreso. Afortunadamente resultaron ilesos.

A las 5:15 pm se reportó un dique en el anillo periférico que paralizó por completo el tráfico en la zona.

Miles de vehículos permanecieron varados por horas frente a la Texaco Nuevo Mundo.

Otras inundaciones se reportaron por el colapso de los sistemas pluviales en el bulevar Kuwait y las colonias Las Minitas, Las Brisas y Kennedy.

Bomberos informó del rescate de nueve personas atrapadas en sus vehículos.


Descarga la aplicación

en google play en google play