Escúchenos en línea

Pacientes renales realizan protesta frente al seguro social hondureño

Tegucigalpa. Agencias. | 24 de Septiembre de 2013 a las 13:36

Desde la madrugada llegaron al hospital para recibir el tratamiento de hemodiálisis, pero decidieron tomarse los portones de ingreso a emergencia en La Granja debido a que no fueron atendidos. Esta es la segunda vez que los pacientes renales se toman las instalaciones del IHSS para exigir que se les de el tratamiento de hemodiálisis.

Esta es la segunda vez que los pacientes renales se toman las instalaciones del IHSS para exigir que se les de el tratamiento de hemodiálisis. (Redacción) Tegucigalpa, Honduras Los pacientes renales del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) se tomaron este martes, por segunda ocasión en dos semana, los portones de acceso al hospital de Especialidades del barrio La Granja para exigir que se les aplique el tratamiento.

Los pacientes decidieron tomarse las instalaciones a eso de las 7:30 AM, después que se les informara que no habría tratamiento debido a la falta de insumos. Desde esa hora, permanecían cerrados los accesos a la sala de emergencia de adultos y de pedriatía de ese centros asistencial ubicado en Comayagüela, debido a la indiferencia de las autoridades hondureñas.

En medios radiales, los pacientes comentaron que llegaron a la clínica de hemodiálisis del IHSS desde las 4:00 AM, a la espera de ser atendidos en el turno de las 6:00 AM.

Los afectados denunciaron que se les ha reducido el tratamiento, ya que tienen que recibir 12 horas a la semana distribuidos en tres sesiones, pero se les ha reducido a dos veces por semana.

Además reclaman que no hay insumos para que se les brinde la atención adecuada, ya que faltan gasas, yodo, esparadrapo, suero y los medicamentos. Según una de las afectadas, desde diciembre no recibe los medicamentos que precisa y se ve en la necesidad de comprarlos.

Como ejemplo, dijo que el medicamento más barato se adquiere a un precio mínimo de 400 lempiras pero es el de menor calidad, ya que el ideal cuesta 1,200 lempiras. La afectada aseguró que desde diciembre a la fecha han fallecido 16 pacientes renales ante la falta de tratamiento, lo que provoca hipertensión, reducción de plaquetas y la hemoglobina.

No obstante, acusa que cuando han llegado a emergencia con estos cuadros no son atendidos. Algunos pacientes han debido recurrir a la medicina natural para controlar las diversas complicaciones que sufren debido a la enfermedad renal. Los pacientes han cuestionado a las autoridades: "¿Qué se hizo el dinero que pagan, por qué no se le paga a Dicosa, por qué no les dan insumos?". Agregaron que el sábado pasado, uno de los afectados tuvo que ir de sala en sala para conseguir suero para que se le terminara de aplicar el tratamiento de diálisis.

Los manifestantes aseguraron que mantendrán las medidas de presión hasta que se les resuelva la situación, porque hasta el momento las autoridades no se han comunicado con ellos, sino que ha sido el personal de enfermería que les ha informado que no se les dará el tratamiento. La semana anterior los pacientes se tomaron la Unidad de Hemidiálisis del IHSS, pero cesaron su protesta después que autoridades del centro asistencial anunciaron que se reunirían para abordar el tema.


Descarga la aplicación

en google play en google play