Escúchenos en línea

Comprueban alto índice de desnutrición de niños guatemaltecos

Ciudad Guatemala. CERIGUA. | 4 de Octubre de 2013 a las 12:28

Graduados de la Escuela Normal de Educación Física de El Progreso (ENEFEP) realizaron un proyecto de investigación en el caserío Pacheco, de San Agustín Acasaguastlán, en el que se estableció que el 50 por ciento de la niñez padece desnutrición, sin recibir ninguna asistencia institucional.

Gerson Hais Morales Jiménez, catedrático y coordinador del proyecto, dijo que el objetivo es comprobar si la infancia está siendo afectada por la inseguridad alimentaria, cuáles son las causas y consecuencias, así como promover en la población la gestión de soluciones, informar y hacer demostraciones sobre elaboración de alimentos fortificados, con el uso de recursos locales y más accesibles, como la Incaparina, la semilla de ayote y los huevos.

La investigación fue apoyada por la nutricionista Luz María Ávila, del Programa de Seguridad Alimentaria y Nutricional (PROSAN) del Área de Salud de El Progreso, el enfermero Martín Dubón y la maestra María de los Ángeles Castro Mejía; la muestra estudiada, mediante talla y peso, la constituyó el cien por ciento de los estudiantes desde párvulos hasta sexto primaria, un total de 69 alumnos, quienes reportaron di versos grados de desnutrición.

Los graduandos consideraron, como principales causas del problema, los bajos ingresos económicos del padre de familia, que oscilan entre 30 y 35 quetzales por jornal, que la dieta alimenticia se base en el consumo de maíz, frijol y café, que no haya diversificación de cultivos, el desconocimiento de una dieta balanceada, la falta de higiene personal y el total abandono de las instituciones del Estado correspondientes.

El caserío Pacheco se encuentra a ocho kilómetros de la cabecera municipal de San Agustín Acasaguastlán, dispone como medio colectivo de transporte de un picop que no llega hasta el lugar y solo una vez al día; está conformado por 60 familias que en promedio cuentan con siete miembros cada una y se encuentra a 1 mil 800 metros sobre el nivel del mar, detalló Morales.

Por su parte la maestra Castro dijo la carretera es mala hasta para caminar y se necesitan cuatro horas para llegar, además de que por el clima frío se dificulta la crianza de aves de corral, no se dispone de servicio eléctrico, ni con un enfermero, pues el que llega es de otra comunidad.

Castro agregó que la deserción escolar es alta, así como el bajo rendimiento y la repetición de grados; mencionó como ejemplo el caso de un alumno de 15 años que ha repetido cinco veces el primer grado; los pequeños siempre tienen hambre y la refacción escolar está calculada en 60 centavos por alumno.

Rafaela Vásquez, vecina del lugar, pidió al alcalde municipal que construya la carretera que prometió durante la campaña electoral, en tanto que la maestra recomendó a los ministerios de Salud, Desarrollo Social y Agricultura, Ganadería y Alimentación, acercarse al lugar para conocer y atender el problema, en tanto que los graduandos pidieron a los vecinos que gestionen la construcción de un Puesto de Salud.

El delegado departamental de la SESAN, Carlos Humberto Valdez, dijo desconocer el problema y prometió solicitar información y verificar, con personal de salud, para programar una intervención.


Descarga la aplicación

en google play en google play