Escúchenos en línea

Gobierno podría ordenar excarcelación de un millar de reos en Honduras

Tegucigalpa. Agencia PL. | 7 de Octubre de 2013 a las 11:53

La ministra de la Secretaría de Justicia y Derechos Humanos (SJDH) de Honduras, Ana Pineda, presentará una propuesta de ley para beneficiar con la excarcelación a unos mil reos con situaciones delicadas de salud, divulgaron este lunes medios locales.

De 800 a mil personas con enfermedades como epilepsia, males cardíacos, cáncer, tuberculosis, VIH o discapacitados estarían beneficiadas con el proyecto de excarcelación por razones humanitarias que la titular presentará esta semana al Congreso Nacional.

La idea surgió de la denominada Mesa Penitenciaria, integrada por organizaciones públicas como el Mecanismo Nacional de Prevención contra la Tortura, el Centro de Prevención, Tratamiento y Rehabilitación de las Víctimas de la Tortura y sus Familiares, y los Juzgados de Ejecución, entre otros, informó el diario El Heraldo.

Antes de que la discusión del proyecto de ley se remita al Congreso, la Secretaría realizará un último análisis del documento con autoridades de la Corte Suprema de Justicia para que haga algunos aportes finales.

La ley de excarcelación por razones humanitarias sería temporal, con vigencia de un año y medio, el tiempo que le resta de funcionamiento a la Comisión de Transición de Centros Penitenciarios.

Para que un reo enfermo sea excarcelado tendría que cumplir algunos requisitos, como el haber sido condenado y haber pagado la mitad de su pena, en un país donde solo el 50 por ciento de la población penitenciaria está sentenciada.

Aunque la nación centroamericana cuenta con la Ley Especial para Personas Privadas de Libertad con Enfermedades en Fase Terminal Degenerativas del Sistema Nervioso, esa norma solo permite la liberación de aquellos que estén a punto de morir.

Otro grupo que se podría beneficiar es el de los prisioneros mayores de 70 años, que por su elevada edad pueden ser objeto de abusos y por ello se requiere sacarlos, explicó el secretario general de la SJDH, Denis Gallegos.

Hay límites y garantías, es el caso de que por cinco años se iría midiendo el comportamiento y si en esos cinco años hay indicios de que quieran volver a delinquir o reinciden, pueden regresar al sistema penal, agregó el funcionario.

El proyecto tiene previsto que la liberación por motivo humanitario se pueda dar sin importar el tipo de delito cometido.

Con una población penitenciaria de más de 12 mil personas y una capacidad de ocho mil, las 24 cárceles hondureñas están ocupadas al 156 por ciento, lo que se traduce en precarias condiciones de vida con un alto nivel de hacinamiento.

De acuerdo con la Coordinación de Juzgados de Ejecución, en esas instalaciones había en junio de este año 713 personas con diferentes males, lo que significa que un 5,7 por ciento de los reclusos tienen alguna enfermedad con diferentes niveles de gravedad.


Descarga la aplicación

en google play en google play