Escúchenos en línea

Severa crisis a lo interno del partido socialcristiano costarricense

San José. Agencia PL. | 8 de Octubre de 2013 a las 12:50

La renuncia y posterior regreso a la lid electoral del candidato presidencial del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), Rodolfo Hernández, agudiza la crisis en la principal fuerza de oposición de Costa Rica.

Hernández, seleccionado en mayo durante la convención interna del PUSC con más del 70 por ciento de los votos, renunció el 3 de octubre apenas iniciada la campaña electoral, cuando figuraba como el más fuerte candidato opositor.

Para fundamentar su renuncia denunció traición, intriga, egoísmo; dijo que "una casa dividida no perdura", remarcó no soportar más "puñaladas por la espalda" y acusó a algunos correligionarios de trabajar en su contra.

Pero dos días después, tras una manifestación de partidarios frente a su residencia, Hernández cambió de opinión, anunció retornar a la lid electoral y exigió la renuncia de la actual cúpula del PUSC antes del 19 de octubre.

El presidente del partido, Gerardo Vargas; así como el secretario general, Wílliam Alvarado, se negaron a abandonar sus cargos y rehusaron ante la prensa explicar por qué no cumplen con la petición de Hernández.

El candidato presidencial socialcristiano intenta que ambos se dediquen a apoyar su campaña presidencial en vez de trabajar sólo para ellos con el objetivo de ganar curules en el Poder Legislativo, explicó el sitio digital nacion.cr.

Vargas y Alvarado respondieron a través de las redes sociales que no renunciarán a sus cargos partidistas ni a sus pretensiones electorales y aseguraron que prefieren dialogar con Hernández.

El medio digital local elpais.cr observó que al parecer ya no hay "puñales" que amenacen a Hernández, quien ante el canal 7 de la televisión dijo que la carta de renuncia presentada antes fue "malinterpretada".

Al ser preguntado sobre la gravedad de sus acusaciones a algunos correligionarios dijo que este no es ya el momento de volver a repasar ni remachar sobre historias ocurridas, sino de trabajar para ganar las elecciones.

El decano de los medios locales de difusión, prensalibre.cr, comentó que Hernández reinicia su trabajo de campaña con una casa ya no tan dividida, pero muy desordenada, y con la renuncia de su jefe de campaña, Humberto Vargas.

Añade que ese desorden no para ahí, pues existen rumores sobre la salida de la campaña del compañero de fórmula de Hernández, Rodolfo Piza, algo que el partido trata de desmentir.

Revela prensalibre.cr que los socialcristianos buscan que José Miguel Corrales (candidato presidencial de Patria Nueva) ocupe la candidatura a la vicepresidencia dejada por Piza, algo que augura coalición y que Hernández calificó de falso.

En tanto los expresidentes Rafael Ángel Calderón y Miguel Ángel Rodríguez desmintieron acusaciones de Hernández de estarse inmiscuyendo en la política del PUSC y dicen que esas manifestaciones "le hacen daño a él y al partido".


Descarga la aplicación

en google play en google play