Escúchenos en línea

Partidos costarricenses inscriben fórmulas presidenciales

San José. Agencia PL. | 16 de Octubre de 2013 a las 13:20

Mientras los partidos políticos costarricenses inscriben esta semana sus fórmulas presidenciales con vista a las elecciones del 2 de febrero próximo, el diario La Nación define este miércoles a las candidaturas a vicepresidencias como un anzuelo para atraer electores infieles.

Indica que los partidos inscriben sus papeletas presidenciales definitivas intentando responder a una verdad cruda, que la mayoría de la gente no cree en las banderas, y añade que el resultado en general es una ensalada de colores que en nada afectará al partido ganador en el ejercicio del gobierno.

Explica que eso se debe a que las fórmulas responden a un electorado con baja lealtad y los nombres propuestos para vicepresidentes, que son dos, tienen valor en campaña, pero la Constitución Política solo dice que deben sustituir al presidente y la ley no obliga a darles tareas en un gobierno.

El analista Constantino Urcuyo precisó a ese medio que sin ataduras legales los candidatos presidenciales ejercieron su potestad de escoger a sus posibles sustitutos pensando más en atraer el voto de un electorado que hoy puede optar por uno y mañana por otro.

Añade que esos candidatos a vicepresidentes sólo tienen la función de atraer a sectores específicos y equilibrar la imagen del candidato, al tiempo que ayudan a cohesionar al partido internamente y hasta pueden sumarle votos de seguidores que tenían esas figuras en otras formaciones políticas.

El análisis tiene en cuenta que el candidato del oficialista Partido Liberación Nacional (PLN), Johnny Araya, no pidió prueba de sangre liberacionista para escoger y sumó como segunda vicepresidente a la socióloga Silvia Lara que sirvió al gobierno socialcristiano de Abel Pacheco.

Recuerda que los miembros de la fórmula del Partido Acción Ciudadana "tampoco son gente del PAC" pues el candidato presidencial Luís Guillermo Solís viene de Liberación Nacional y sus candidatos a vicepresidentes, Helio Falla y Ana Helena Chacón, proceden del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC).

Fue una jugada inteligente para aproximarse al PUSC (un partido tradicional que ahora sufre una profunda crisis) y a gente que estuvo a favor del Tratado de Libre Comercio (con Estados Unidos), agregó el analista Urcuyo.

En tanto el izquierdista, ecologista y feminista Frente Amplio también se ha aprovisionado con bajas del PAC, entre ellas la académica Dagmar Facio, filóloga de 67 años.

Su candidato presidencial, José María Villalta, de 36 años, escogió a Facio y al abogado Wálter Antillón, de 81 años, para las vicepresidencias y con esas figuras complementa el tema de la edad, dijo Urcuyo aunque reconoce que esa es una de las agrupaciones más puras ideológicamente, representante de la izquierda.

En el otro extremo está el derechista Movimiento Libertario, dijo el analista y observó que su aspirante presidencial, Otto Guevara, presentó como candidatos a vicepresidentes al exministro socialcristiano Thelmo Vargas y a la abogada Abril Gordienko, con una trayectoria desconocida.


Descarga la aplicación

en google play en google play