Escúchenos en línea

Gobierno entrega tierras a campesinos guatemaltecos desalojados en 2011

Ciudad Guatemala. Agencia EFE. | 20 de Octubre de 2013 a las 14:28

El Gobierno de Guatemala entregó tierras a un grupo de familias de campesinos pobres que fueron violentamente desalojados de una finca privada en 2011 y que desde entonces permanecían abandonados en la intemperie, informó este domingo la Presidencia.

En un acto oficial celebrado en el estadio de Panzos, del departamento de Alta Verapaz, a unos 250 kilómetros al norte de la capital, el presidente Otto Pérez Molina entregó los títulos de propiedad a 140 de las 769 familias afectadas.

Según la fuente, se trata de dos fincas que fueron adquiridas por el Estado por 1,2 millones de dólares, las cuales tienen una extensión de once caballerías (unas 496,32 hectáreas), en las cuales se asentarán los campesinos.

La entrega de las tierras se realizó un año después de que miles de campesinos realizaron una larga camina desde Alta Verapaz, denominada "Marcha campesina" para exigir al Gobierno solucionar un añejo conflicto agrario en la zona del Valle de Polichic, en el norte del país.

"Estoy aquí para hacer frente a la problemática. Luego de esa marcha se lograron acuerdos importantes que debemos cumplir. No descansaré hasta ubicarlos a todos", dijo el presidente durante el acto de entrega de títulos de propiedad.

Daniel Pascual, líder del Comité de Unidad Campesina (CUC), aunque reconoció como un gesto "positivo" la entrega de tierras por parte del Gobierno, lamentó la "lentitud" con que se ha tratado la problemática por parte de las autoridades.

Además, urgió al mandatario para cumpla con el compromiso asumido de entregar tierras "a todos" los campesinos afectados.

En enero de 2011, las fuerzas de seguridad del Estado y policías privados desalojaron de forma violenta a 769 familias de campesinos indígenas que ocupaban terrenos del Valle del Polochic, en el norte del país, para favorecer a un ingenio azucarero.

Tras la "Marcha campesina", Pérez Molina prometió a los labriegos que en noviembre de 2012 entregaría tierras a 300 de las familias afectadas y al resto a mediados de 2014.

La falta de tierras para cultivar es uno de los problemas estructurales que más conflictividad social genera en Guatemala, en donde el Parlamento se ha negado a aprobar una ley de desarrollo rural integral, que varios sectores consideran sentaría las bases para resolverlo.


Descarga la aplicación

en google play en google play