Escúchenos en línea

Ejército hondureño recuerda día en medio de rechazo a Policía Militar

Tegucigalpa. Agencia EFE. | 21 de Octubre de 2013 a las 12:56

Las Fuerzas Armadas de Honduras recuerdan este lunes su día entre saludos y ceremonias oficiales, y el rechazo de sectores políticos de izquierda y derecha a la recién creada Policía Militar que cumple misiones de seguridad ciudadana.

El jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, general René Osorio, dijo este lunes a periodistas que el 57 aniversario de la institución será recordado con diversas actividades en unidades castrenses y otros sitios públicos.

En Tegucigalpa, la efemérides ha sido recordada con actividades en la "Colonia 21 de octubre", un complejo de viviendas en el que residen unas 40.000 personas que fue inaugurado por el expresidente Ramón Villeda Morales como reconocimiento a los militares por la separación del poder del exmandatario Julio Lozano, en 1956.

A raíz de la violencia criminal que vive Honduras, con un promedio de 20 muertes diarias, el Gobierno del presidente Porfirio Lobo ha involucrado a las Fuerzas Armadas en diversas operaciones de seguridad en respaldo a la Policía, sobre la que pesan acusaciones de corrupción y que está en proceso de depuración.

La presencia de los militares en las calles no ha reducido significativamente los índices de violencia, aunque se han dado algunos duros golpes a los narcotraficantes y otros criminales organizados, algunos en coordinación con guardacostas de EE.UU. o en operaciones conjuntas con Colombia.

El 22 de agosto pasado, el Parlamento hondureño aprobó por amplia mayoría la creación de la Policía Militar de Orden Público, compuesta por 5.000 efectivos entrenados para cumplir funciones de seguridad, que hace dos semanas inició operaciones en Tegucigalpa y San Pedro Sula, las ciudades más importantes del país.

La nueva Policía Militar depende de la Secretaría de Defensa.

El presidente Lobo considera que la Policía Militar debe continuar en el próximo Gobierno que asuma el 27 de enero de 2014, al margen del partido político que llegue al poder, porque, según él, está contribuyendo a brindar seguridad a la población.

La candidata presidencial del partido Libertad y Refundación (Libre), Xiomara Castro, esposa del expresidente Manuel Zelaya, derrocado el 28 de junio de 2009, ha reiterado que si llega al poder los militares regresarán a los cuarteles, porque su misión es resguardar las fronteras y la soberanía nacional.

Conceptos similares han sido expresados por el candidato del conservador Partido Anticorrupción, Salvador Nasralla, entre otros sectores políticos.

Las Fuerzas Armadas irrumpieron en la política hondureña el 21 de octubre de 1956, cuando depusieron al entonces presidente Julio Lozano, quien pretendía perpetuarse en el poder.

Ese mismo año se celebraron elecciones, ganadas por Ramón Villeda Morales, del ahora opositor Partido Liberal, a quien los uniformados le entregaron el poder en 1957.

Durante un siglo los liberales han alternado el poder con el gobernante Partido Nacional, interrumpidos en algunas ocasiones por los militares, que lo devolvieron a los civiles en 1982 tras casi dos décadas de administraciones castrenses.


Descarga la aplicación

en google play en google play