Escúchenos en línea

Espiral de violencia afecta a miles niños hondureños

Tegucigalpa. Agencia PL. | 28 de Octubre de 2013 a las 11:34

La criminalidad en Honduras involucra a seis mil 835 niños de enero de 2009 a octubre de este año, según estadísticas del Centro Electrónico de Documentación e Información Judicial de la Corte Suprema de Justicia.

Datos de los Juzgados de la Niñez y la Adolescencia revelan que los casi siete mil infractores en ese período, que oscilan entre los 12 y 18 años, fueron incriminados por delitos que van desde robo hasta asesinato.

Sin embargo, de acuerdo con el Código de la Niñez y Adolescencia, a los menores no se les pueden tipificar sus acciones contra la sociedad como delitos o crímenes, sino como infracciones, por lo que la legislación impone como máximo una pena de ocho años al infante que haya incurrido en una falta por grave que sea.

En 2009 se contabilizaron mil 205 juicios contra niños y jóvenes y para 2010 la cifra aumentó a mil 276, mientras en 2011 el reporte fue de mil 506. Para 2012 los casos ascendieron a mil 520 y en lo que va de 2013 los procesos judiciales suman mil 328, indicó el Centro.

Expertos de esa institución advierten que desde 2012 las infracciones son más espeluznantes al registrarse que de esas, un total de 96 casos (un seis por ciento) corresponde a homicidios cometidos por los menores. Suyapa Turcios, coordinadora nacional jurídica en materia de vulneración de derechos del Instituto Hondureño de la Niñez y la Familia (Ihnfa), aclaró que para los que cometen actos violentos cuyas edades sean de 12 a 18 años se aplican medidas de orientación y apoyo sociofamiliar.

También se les impone prestación de servicios a la comunidad, amonestación, residencia obligatoria en un lugar determinado, libertad asistida, régimen de semilibertad e internamiento.

El pasado 6 de septiembre entró en vigencia una reforma al Código de la Niñez y Adolescencia mediante la cual ahora habrá un juez para cada una de las audiencias del proceso y así se elimina el mecanismo de que uno sea el responsable de todo el juicio.

En el caso de los juicios de menores existe la audiencia preliminar, la inicial y el juicio oral, como acontece en el proceso de los adultos.

Más de 21 mil niños hondureños quedan huérfanos anualmente como consecuencia de la violencia existente en esta nación centroamericana, donde en 2012 se reportaron siete mil 172 muertes por ese flagelo.

Estadísticas oficiales muestran que la inseguridad ciudadana está dejando desamparados a 57 niños cada 24 horas.

Ante esa situación muchos menores enfrentan un doble impacto psicológico, en dependencia de su edad y de si presenciaron momentos en el que les arrebataron violentamente a un ser querido.

A juicio de especialistas, esas son razones para que los niños se vuelvan callados, aislados, tristes, o incluso muestren patrones de rebeldía o intentos de suicidio.


Descarga la aplicación

en google play en google play